Las ventajas de los collares para perros

Ante la variedad que hay de diversos materiales, la raza y el peso determinará cuál es mejor.

El collar es una de las primeras cosas que le vamos a tener que comprar al perro ya que, de cachorro, hay que llevarlo a la veterinaria para que sea vacunado. Generalmente el dueño opta por el que más le gusta a él, basándose principalmente en lo estético, pero hay que tener en cuenta los verdaderos factores importantes: el tamaño y la raza del perro.

Existe una muy amplia variedad de collares de todo tipo de material, diseños y colores. Pero la la conducta, el tamaño y el adiestramiento que recibira el perro es lo que marcará la necesidad de su objeto ligado al cuello. De esta manera se escoge entonces el material, que es lo más importante, siendo los de cuero y los de nylon los mejores debido a su resistencia. Con este tipo de collares podemos sacarlos a correr y a pasear sin miedo a que se salga el collar. Claro que el tamaño deberá estar acorde a la edad del perro, o bien a su tamaño.

También están los denominados collares de cabeza, los cuales son ideales y necesarios para el entrenamiento, ya que presionan de manera ligera el hocico y el cuello de la mascota y si tu perro quiere tirar fuerte o de repente se comporta de manera agresiva, sentirá más presión en la boca.

En relación a los collares con puntas son muy sencillos y devienen una excelente alternativa puesto que las puntas están diseñadas de forma tal que el perro va a presionar hasta cierto punto.

Pero, atención si este collar tiene dientes alrededor del cuello, más aun en la zona de las orejas, puesto que al colocarlo con mucha presión puede ocasionar lesiones en la piel.

Los arneses, tan famosos y tradicionales, son más que un simple collar. Aquí la correa se halla conectada a la parte torácica del animal y la del pecho. Es recomendable cuando el perro suele caminar muy ligero y tiende a tirar mucho.

Que sea de cuero: El cuero garantiza gran resistencia. Podés pasear a tu perro sin temor a que se le salga.

Arnés común o de ahorque. Por Sergio Gómez (veterinario)

El uso de collar y correa en los perros es parte de la tenencia responsable y es importante que se lo pongas tanto para salir a pasear como para llevarlo al veterinario, quien te puede ayudar a seleccionarlo. Lo ideal, como siempre, es acostumbrarlos a su uso desde cachorros. Si tenés un perro de tamaño chiquito, que no tira mucho de la correa, lo más conveniente es que use arnés o pretal. En cambio, si tu mascota es grande, es mejor optar por el collar. Los comunes son los ideales para perros grandes que están acostumbrados a caminar a tu lado. Si tu perro tironea mucho cuando pasea o está aprendiendo, el collar de ahorque es sin dudas la alternativa ideal ya que bien colocado no lastima a tu perro y te ayuda a controlarlo mejor. Existen también los de semi ahorque, que se diferencian de los anteriores porque te dan la posibilidad de dejarlos puestos sin que se les salgan

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario


Lo Más Leído