Le pegaron un tiro en la nuca y lo dieron por muerto, pero zafó

Fue por una mejicaneada a un narco.

Por una mejicaneada un pibe fue secuestrado por un narco, golpeado, desnudado, maniatado con alambre, mordido por perros y lo remataron con un tiro en la cabeza. Después lo arrojaron al basural de Senillosa. Milagrosamente, el joven sobrevivió y ayer la Policía allanó y detuvo al narco que tiene vínculos políticos directos con el municipio de Senillosa.

Por temor, varios jóvenes amigos del sobreviviente se fueron de la provincia.

El episodio ocurrió a fines de marzo pero como había una investigación en marcha, se manejó con total hermetismo hasta ayer cuando el departamento de Seguridad Personal allanó la casa del agresor, que fue detenido y hoy será acusado judicialmente. Además, secuestraron un VW Gol, marihuana y una balanza de precisión.

De acuerdo con lo relevado por LM Neuquén, el joven de 16 años fue hasta la casa del narco, en el barrio Costa del Limay de Senillosa, y robó droga. Al enterarse, el hombre comenzó a rastrear al pibe por el pueblo. "Lo encontró a la salida del boliche cuando con unos amigos atravesaba un baldío. Lo cagó a palos y metió en el baúl del Gol", confió una fuente del caso.

El narco llevó al chico hasta su casa, donde lo golpeó, lo desnudó y ató con alambre. "Fue muy brutal todo porque le tiró los perros que lo mordieron y después le pegó un tiro en la nuca", describió el informante.

Con el cuerpo del pibe, que supuso muerto, el hombre lo cargó en el baúl del auto y tras dar varias vueltas por la localidad, se fue hasta la zona del basural, donde lo arrojó. El joven advirtió, cuando estaba en el baúl, que el narco suponía que estaba muerto por lo que cuando abrió la cajuela fingió ser sólo un cadáver.

Cuando el vehículo se alejó, el pibe mal herido y desnudo caminó hasta una zona de chacras donde fue auxiliado por una mujer que dio aviso a la Policía.

El chico fue asistido en el hospital de Senillosa y trasladado al hospital Castro Rendón, donde logró sobrevivir y denunciar a su agresor. "El proyectil le quedó alojado en la zona occipital de la cabeza, en la nuca. De milagro no lo mató", aclaró la fuente.

La Policía investigó al narco, que es hermano de uno de los jefes de campaña del intendente Hugo Moene, y ayer allanaron la casa y lo detuvieron.

Anoche, los peritos criminalísticos requisaban el Gol en busca de manchas de sangre y rastros de ADN de la víctima para sumararlos a la investigación judicial que está en marcha y por la cual hoy será acusado el narco detenido.

CIFRA
Dos horas en el baúl
Cuando el narco creyó que ya había asesinado al pibe, lo cargó en el baúl del auto VW Gol y durante dos horas anduvo dando vueltas por el pueblo hasta que finalmente se dirigió hasta el basural donde lo arrojó. El joven sobrevivió de milagro y después lo terminó denunciando.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído