Le sacaron tarjeta roja, se enojó y acribilló al árbitro

Ocurrió en un partido barrial en Córdoba. El asesino está prófugo.

Córdoba.- Un hombre que hacía de árbitro durante un partido de fútbol barrial murió luego de recibir varios balazos, uno de ellos en la cabeza, por expulsar a un jugador de la cancha. El hecho ocurrió el domingo en Campo de la Ribera, Córdoba, según informaron fuentes policiales.

La víctima fue identificada como César Flores, de 48 años. El infortunado árbitro fue trasladado inmediatamente al Hospital Córdoba, de barrio Pueyrredón, donde se constató su deceso.
Además, fue baleado Walter Zárate, uno de los jugadores. El joven de 25 años recibió un disparo en el tórax y se encuentra en el Hospital Córdoba con estado reservado.

El jugador que atacó al árbitro había sido expulsado por cometer una falta. Según trascendió, el futbolista corrió hacia fuera de la cancha y sacó de su mochila una pistola. Cuando volvió al campo de juego, lo baleó.

Todo se produjo el domingo antes de las 20, en una cancha de fútbol ubicada en la manzana G de Campo de la Ribera, asentamiento ubicado cerca de barrio Renacimiento, en la zona de la Quinta, en la periferia nordeste de Capital.

Buscado: la Policía aún no dio con el paradero del autor de los disparos, apodado el Pelado.

"El autor del crimen, identificado como el Pelado, escapó y aún no logró ser detenido. El disparo más grave lo ­recibió en la cabeza. También fue herido en cuello y tórax", comentó una fuente policial.
En medio de la conmoción y el griterío por lo que acababa de suceder, el autor de los disparos salió corriendo.

"No fue una pelea entre bandas. Tenemos que fue una sola persona que atacó al árbitro, que había organizado todo, y a otro futbolista que la ligó de arriba", expresó una fuente policial citada por el diario La Voz del Interior.

Los heridos fueron llevados en autos particulares al dis­pensario zonal y luego, derivados al Hospital Córdoba, del barrio Pueyrredón.

Vecinos de la zona indicaron al matutino capitalino que el supuesto autor de los disparos es un individuo mayor de edad apodado el Pelado, quien sería vecino de Müller.

Una versión que anoche corría con fuerza en la barriada daba cuenta de que este sospechoso sería familiar de una nena de 4 años (Morena Barrionuevo) que en 2013 murió accidentalmente, cuando varios pandilleros entraron a una despensa a los tiros.

Según se informó, en Córdoba se vienen repitiendo violentos episodios con armas de fuego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído