Le trasplantaron la piel de su hermano gemelo y sobrevivió

Una hazaña médica sin precedentes, según los médicos franceses que lo trataron.

Franck Dufourmantelle sufrió quemaduras en casi todo el cuerpo (95%) y se salvó gracias al trasplante de piel de su hermano gemelo. Una hazaña médica sin precedentes, según los médicos franceses que lo trataron.

Ahora, 18 meses después de aquel episodio que les cambió la vida, Franck y Eric Dufourmantelle contaron su increíble aventura médica, llena de valentía, obstinación y sufrimiento, en un libro titulado Life. Cuatro letras grabadas en su piel, en el antebrazo, el único tatuaje de Franck que no fue borrado por las llamas tras el accidente laboral que sufrió el 26 de septiembre de 2016. Una señal, según su cirujano. Ahora, sus deseos para esta nueva etapa son “una casa nueva y un bebé rápidamente”, contó el muchacho.

Este treintañero, quien trabajaba en una planta química, se convirtió en una antorcha humana cuando estalló un bidón que manipulaba. El pubis, los pies y gran parte de la cara se salvaron. Tiene el párpado inferior de un ojo caído y una oreja estropeada. En su estado, su probabilidad de supervivencia era casi nula. “Lo más loco”, cuenta, es que cuando sucedió, casi pasó inadvertido el hecho de que tenía un gemelo. Los médicos, que no conocían el rostro de Franck, cubierto de vendajes, no podían establecer una conexión con el de su hermano. Fue la insistencia de Eric en ayudarle cuando se creía que ya no había esperanza que hizo que se dieran cuenta de la oportunidad que eso representaba para salvar la vida de ese paciente. “Soy su hermano. Su hermano gemelo”, dijo desesperado.

La ventaja de un trasplante de piel entre gemelos idénticos es que no hay rechazo debido a que comparten el material genético. “Es la primera vez que realizamos un trasplante de piel entre gemelos en el 95% del cuerpo”, explicó el doctor Maurice Mimoun, jefe del servicio de cirugía plástica y reconstructiva en el hospital Saint-Louis de París, que realizó la operación. Hasta ahora, se habían dado casos de trasplante entre gemelos de hasta el 68% de la superficie del cuerpo, según el cirujano.

Varios meses después del trasplante, Franck sigue sintiendo “una forma de incomodidad, con la sensación de tener un traje sobre la piel”. Su nueva piel aún debe suavizarse. El joven deberá hacerse tratamientos termales todos los años durante 18 años. Este hombre, que antes hacía mucho deporte, ahora sólo puede correr entre 10 y 15 minutos al día o jugar al ping pong. Puede escribir y comer con la mano derecha ya que la mano izquierda, que casi fue amputada, quedó muy afectada.

“Es la primera vez que realizamos un trasplante de piel entre gemelos en el cuerpo”.Maurice Mimoun, Jefe de servicio de cirugía plástica de Saint-Louis de París

95 por ciento del cuerpo quemado

Franck se convirtió en una antorcha humana cuando estalló un bidón que manipulaba en la planta química donde trabajaba. Gran parte de la cara zafó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído