Lio y Kun, goles que duelen

Terminó el Mundial, pasó la abstinencia y el regreso del fútbol europeo ya nos cacheteó duro el fin de semana mostrando la realidad de siempre, esa que contrasta con los porrazos albicelestes que suman 25 años. Es cierto, el peso de esa racha interminable no debería cargar completito sobre las espaldas de Messi y compañía, pero su capacidad goleadora de cada semana los expone al dolor que sienten millones por no verlos así de alegres con la celeste y blanca. Lio abrió la liga española con un doblete y alcanzó el récord de 385 gritos en ligas de Carlos Bianchi. El Kun sumó un hat-trick para meterse en el top ten de los máximos goleadores de la Premier League. Son dos monstruos. Uno que supera marcas históricas a su antojo, el otro que brilla en el fútbol europeo desde hace más de una década, desde que el Atlético Madrid lo compró un año después de su consagración en el Mundial Sub-20 de 2005, cuando Lio y el Kun se conocieron y arrancaron una amistad afuera de la cancha que adentro dio sus frutos en ese torneo y en Beijing 2008. Pero nunca en los partidos más importantes con la mayor. Rusia 2018 tal vez haya sido la última chance de ganar algo juntos. El Kun se sacó la mufa en un torneo que Argentina empezó y terminó con sus únicos dos gritos mundialistas, pero ya antes había dicho que tenía muy claro que sería su última revancha. La primera lista pos-Mundial parece darle la razón. El futuro de Lio con la Selección asoma mucho más abierto. El tiempo dirá cuándo volverá la Pulga y si se encontrará con su viejo amigo otra vez. Lo único seguro es que los dos seguirán agigantando sus impresionantes registros personales rompiendo redes con sus equipos, mientras cada grito de gol nos clava una puñalada.

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído