Llega el invierno y el ejercicio es tu mejor amigo

Tips para darle calor y acción al cuerpo y afrontar los efectos de las bajas temperaturas.

El frío llegó antes este año. Y vino acompañado de un par de semanas de mucha humedad, con lluvias que nos obligaron a quedarnos en casa más de la cuenta. El cambio de temperatura afecta tanto al cuerpo como a la mente, y a muchas de nosotras la llegada del invierno nos genera decaimiento, ganas de quedarnos adentro comiendo cosas ricas y calóricas que nos llevan a aumentar de peso.

metabolismo activo Con ejercicio, podrás comer rico sin subir de peso ni poner en peligro tus metas.

¿Cómo hacemos para contrarrestar esos efectos y producir endorfinas (hormona de la felicidad) para vencer este aletargamiento? El deporte es el mejor aliado. Sola o acompañada, hacer un poco de ejercicio te ayudará a que tu cuerpo y tu mente pasen el invierno de la mejor manera posible.

1- El primer paso para encarar la actividad física es pesarte. Solemos tener una percepción de nuestro cuerpo que no siempre es la real. Y encarar una balanza es menos común de lo que parece, en tiempos en los que corremos de un lado para el otro. Por eso, antes de ejercitarte, deberías comprarte una balanza y ver si los kilos que tenés son realmente los que suponías. Pesarse no es algo de todos los días, así que llevalo adelante como un plan de dos veces al mes, recordando que el músculo pesa más que la grasa.

2- El segundo es fijarte una meta. Si ponés excusas ahora para no hacer deporte, volverás a hacerlo en primavera. Si la recompensa merece la pena, habrá que esforzarse. Planificá una rutina fijándote objetivos: llegar a correr 10 kilómetros, bajar de peso y grasa corporal, aumentar la fuerza, ser más flexible. De esta forma, el deporte será una prioridad, además de que a medida que consigas esos objetivos avanzarás y conseguirás otros.

3- Es clave elegir un deporte que te motive. Si no lo tenés aún, no hay otra forma para encontrarlo que probar. Una buena opción es inscribirte en un gimnasio que ofrezca diferentes disciplinas, así en el transcurso de una semana podés, por ejemplo, bailar en la clase de zumba o pedalear en la de spinning, realizar pilates o yoga, y entrenar con máquinas y pesas, en que un profesor te marque el ritmo y te "obligue" a hacerlo bien.

4- Si tenés una amiga a quien le encanta el deporte, proponele que entrenen o vayan juntas al gimnasio, así te sentirás comprometida a no fallarle. Otra opción es buscarte un deporte grupal, en el que te diviertas y no puedas faltar porque perjudicarías al resto. Y si ambas opciones no te convencen, buscate un personal trainer que te "exija" moverte.

5- No hay mejor sensación en el mundo que terminar un entrenamiento. El ejercicio libera endorfinas que te hacen sentir más feliz. Despedite de la depresión y el estrés en invierno. Además, el deporte te ayudará a dormir mejor y a empezar tus días con mucha energía.

6- Tu salud es importante en todos los aspectos de tu vida. Por ejemplo, el running con frío mejora los niveles de energía. Entrenar cuando hace frío provoca que tu sistema inmunológico resista mejor los resfríos y la gripe. Estar sana te permitirá dedicarte a otros aspectos de tu vida. Realizando ejercicio fortalecerás el corazón, los pulmones y el sistema circulatorio.

Empezar ahora te hará más fácil la primavera

Llegar en forma al verano es uno de los objetivos en los que más pensamos cada vez que se acerca la primavera. Hay que extremar esfuerzos en poco tiempo porque cuando llega e calorcito, todos nos desesperamos por lucir sanos y esbeltos. Sin embargo, si comenzás desde ahora, no tendrás que realizar grandes esfuerzos, sino que llegarás holgadamente a tus objetivos de estar en forma y saludable simultáneamente, ya que ejercitarse en invierno puede aliviar el estrés, prevenir estados depresivos y asténicos propios del frío, y mejorar tus defensas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído