Llegan los radares a Cipo: los automovilistas duplican la máxima

La prueba piloto del radar dejó en evidencia a casi todos los conductores.

La cámara de un radar piloto colocado en un tramo urbano de la Ruta 22 detectó que la mayoría de los conductores que se desplazan desde Fernández Oro hacia Neuquén superan ampliamente la velocidad máxima permitida. El puesto de control que se probó llegó a esa conclusión a unos 50 metros del acceso Toschi, en cercanías al ACA.

De 20 disparos (que hicieron con la cámara), 18 vehículos estaban en infracción. Los automovilistas manejaban a 110 o 120 km/h, cuando el máximo permitido para transitar en ese tramo es de 60 km/h”, advirtió el titular de Seguridad Vial, Sebastián Visnevetsky.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, agregó que el caso más llamativo fue el de un camión de gran magnitud que se desplazaba a 120 kilómetros por hora. “A 80 metros de distancia, no lo frenás con nada”, acotó.

La cámara del radar tiene una mira láser con una capacidad de alcance de 1200 metros, aunque el disparo se produce a unos 40 metros de distancia.

El equipo que se puso a prueba pertenece a una empresa de Córdoba que ya tiene experiencia en el servicio, con homologación del INTI. “Desde hace dos semanas que venimos haciendo las pruebas. Nos mostraron cómo funciona el sistema, cuál es el margen de error”, comentó el funcionario municipal.

Así, Visnevetsky pudo constatar con su propio vehículo que el radar tiene un margen de error para abajo, es decir, si el conductor transita a 60 km/h, para la cámara del radar viene a 58 km/h. Esta constatación no fue menor porque daría mayor sustento a las eventuales multas que podrían comenzar a producirse en ese tramo si se radariza la zona.

Se recordó que el Municipio tiene en mente colocar dos puestos de control con radares en tramos urbanos de las rutas 151 y 22, y uno móvil que supervise las calles de mayor afluencia vehicular dentro del ejido municipal, para bajar las velocidades y reducir así el riesgo de accidentes.

A tal efecto, el director de Seguridad Vial contó que se está trabajando sobre un pliego de licitación para contratar el servicio, en conjunto con el área de Legales.

La idea es tercerizar el servicio de la misma manera que se hizo con el estacionamiento medido. La empresa ganadora pondrá a disposición los equipos y no cobrará, pero se llevará la mayor parte de la recaudación por multas. Según explicó Visnevetsky, para la Municipalidad sería muy caro afrontar la compra de estos equipos. “Rondan los 20 mil dólares”, detalló.

“Lo bueno es que Cipolletti está adherida a la Ley Provincial de Tránsito, de modo que el Municipio tiene la potestad de controlar las rutas”, concluyó.

Controles en el acceso al tercer puente

En las últimas semanas, la Agencia Nacional de Seguridad Vial se instaló en distintos horarios en el camino de acceso al tercer puente con un radar. Los carteles que señalizan el control de velocidad surtieron efecto y se apreció una fuerte disminución del ritmo habitual con el que se movilizan automovilistas y camioneros.

Sin embargo, a diferencia del radar que probó el Municipio, el objetivo no es determinar cuántos infractores hay ni está previsto, por el momento, utilizarlo para sancionar a quienes excedan el máximo permitido. Según afirmaron fuentes de la Agencia, el equipo se está utilizando solamente para medir el flujo vehicular por la zona.

Ayer, el radar se instaló frente a la Caminera cipoleña para determinar cuántos autos cruzaron el tercer puente desde Neuquén hacia la Ruta 151.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído