"Lo que se discute son zonas de la democracia"

Pablo Gutiérrez Colantuono y Rafael Valim son docentes de Derecho. Ambos son parte del libro "El caso Lula", una crítica al rol de la Justicia brasileña.

Por Fernando Castro

Pablo Gutiérrez Colantuono y Rafael Valim son profesores en varias universidades de Latinoamérica. Ambos formaron parte de un libro, El caso Lula, que compila artículos de juristas que hacen una defensa del ex presidente de Brasil, cuestionando el proceso judicial abierto por la Justicia brasileña que amenaza con dejarlo fuera de la carrera presidencial.

En diálogo con LM Neuquén, ambos sostuvieron que lo que está en juego en este caso (y no sólo) es algo más preciado que el futuro de un líder político. “Lo que se está discutiendo a partir del rol de la Justicia son zonas de la democracia. Hay que poner en perspectiva si es una verdadera democracia aquella donde la Justicia altera un orden constitucional para crear sus propias reglas”, coinciden ambos.

¿Los jueces están más atentos que nunca a los cambios políticos?

R.V.: En Brasil y en otros países se deposita una confianza muy grande en la Justicia luego de las dictaduras. Pero a 30 años de la promulgación de la nueva Constitución, lo que se ve en Brasil es que el Poder Judicial es el principal enemigo del estado de derecho. Hay una permeabilidad del Poder Judicial a la política, que luego pasa a ser una judicialización de la política. Es un fenómeno muy claro en Brasil, con un sesgo particular: en casos de corrupción no se toca a políticos de centroderecha.

Ustedes hablan de la corrupción selectiva cuando se refieren a eso en el libro...

P.G.C.: En materia de corrupción, se subió un escalón más. Hay jueces que fijan sus propias reglas, saliéndose de la regla propia que debiera ser la Constitución. En casos como el impeachment con Dilma Rousseff, se quiebra el sistema constitucional. Y el paso siguiente son las consecuencias políticas: ahora se logra dejar fuera de juego a quien tenía la mejor posición para poder ir por la elección en el 2019.

Desde la opinión pública, ¿qué hace sostenible esta actuación de la Justicia?

P.G.C.: Hay un consenso tan grande en la lucha contra la corrupción que lo que prevalece es ese efecto. Pero la Justicia, lejos de apegarse a la ley, genera un estado de excepción en manos de jueces que responden a un determinado interés económico y político. Pero volvemos a lo anterior. Hay una mirada sesgada de la corrupción, acerca de qué es y no corrupción. En definitiva, lo que se está discutiendo son zonas de la democracia. La pregunta es qué tipo de democracia estamos dispuestos a tener, qué limites toleramos.

¿Qué puede actuar como contrapeso o límite a esta situación que describe?

R.V.: Seguramente que la respuesta tiene que ser de la sociedad. En Brasil, este rol de la Justicia está despertando mucho malestar, con importantes grados de movilización. La Justicia, sus privilegios, están siendo muy discutidos. Lamentablemente, las respuestas que se suelen dar a estas alteraciones constitucionales tienen que ver con la violencia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído