Los argentinos nos dejamos de sentir jóvenes a los 46 años

El promedio mundial de la encuesta realizada lo fija a los 40.

¿Cuándo uno deja de sentirse joven? Esa es una duda existencial del ser humano y cada persona tiene una respuesta. Incluso, esa contestación personal suele variar con el paso de los años. La encuestadora Worldwide Independent Network of Market Research le planteó esta interrogante a 31.890 personas, de 41 países diferentes, entre fines del 2018 y comienzos de este año. Y el resultado mostró

que, en Argentina, la edad promedio en la que dejamos de sentirnos jóvenes ronda los 46 años, seis por encima de la media global.

Te puede interesar...

El estudio resaltó que los argentinos, junto a los chilenos, paraguayos e italianos, se sienten jóvenes por bastante más tiempo que los peruanos, brasileros, mejicanos o filipinos, entre otros.

De todas formas, hay diferentes percepciones dependiendo la edad de los consultados. Por ejemplo, los consultados de 18 a 34 años consideraron que se deja de ser joven a los 37; mientras que las personas de 35 y 54 años afirmaron que la juventud se pierde a los 48, y los mayores de 55, a los 57.

¿Y cuándo empezamos a sentirnos viejos? Es diferente a dejar de sentirnos jóvenes y, según las respuestas dadas en nuestro país, ronda en los 58 años. Para los jóvenes de 19 a 34, la vejez comienza a los 51, para los entrevistados de 35 a 54, a los 60 años, y para los mayores de 55, a los 69.

Por otro lado, en Argentina, el 91% sostuvo que la sociedad actual no cuida lo suficiente de los adultos mayores. Al mismo tiempo, el 83% opinó que tampoco se cuida lo suficiente de la juventud.

En cuanto a esta sensación de dejar de ser joven a los 46 años, Claudia Borensztejn, presidente de la Asociación Psicoanalítica Argentina, la apoyó y la calificó como “acertada”, aunque aclaró que esta percepción es muy “relativa”.

“La autopercepción de la juventud depende de muchos factores y es personal. No deja de incidir la imagen que devuelve el espejo. Pero, al mismo tiempo, una persona de 60 años puede sentirse joven porque se siente muy vital con sus proyectos”, explicó. Según la experta, hay que diferenciar entre “vejez corporal” y “mental”. “En psicología no tomamos en cuenta la edad física, sino que nos detenemos más en la salud, la vitalidad y el deseo de vivir”, detalló.

La profesional contó que hay un quiebre cuando ocurre la famosa crisis de mediana edad, tiempo en el que las personas sufren como una “segunda adolescencia”.

Antes estaba vinculada a los 40 años pero, debido a la extensión de la expectativa de vida, está más presente en los 50.

“Toman conciencia más profundamente de la muerte y comienzan replantearse la vida. Eligen con más sabiduría y administran mejor el tiempo”, dijo Borenzstejn

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído