Los borrachos al volante baten todos los récords

Un taxista registró un test escandaloso.

NEUQUÉN
Pese a los reiterados controles y a la campaña de prevención vial, los neuquinos siguen dando la nota en materia de alcohol al volante. Entre la noche del viernes y la madrugada de ayer, el Municipio intervino en cuatro casos donde el test de alcoholemia dio positivo en conductores con índices escandalosos.

Según informó Fernando Palladino, subsecretario de Transporte y Tránsito, el más grave fue el caso de una taxista, quien manejaba con 5,45 gramos de alcohol en sangre, diez veces más de lo permitido para un ciudadano común. Aunque en su caso la falta es mayor, ya que quienes brindan un servicio público tienen totalmente prohibida la ingesta de bebidas alcohólicas. El chofer fue hallado en evidente estado de ebriedad por la Policía durante un operativo se realizó en el barrio Gregorio Álvarez.

De inmediato, intervino el personal de Tránsito del Municipio, que realizó el test que dio resultado positivo. Ante esta situación, le quitaron la licencia de conducir y fue detenido. No era el propietario del coche.

Otro de los casos llamativos se dio en el semáforo de Saturnino Torres y Félix San Martín, donde un conductor borracho chocó el móvil de los inspectores de Tránsito municipales, que comenzaban su ronda. El hombre, a bordo de un Corsa, tenía 2,70 gramos de alcohol en sangre.

El tercer caso ocurrió en el barrio Alta Barda, donde un hombre que conducía un Toyota Corolla fue advertido por la Policía. Tras el control de alcoholemia, el conductor presentaba 2,59 gramos de alcohol en sangre.

Por último, el conductor de un Peugeot 206 fue demorado en el puente viejo que une Neuquén con Cipolletti, cuando conducía con 1,76 gramos de alcohol en sangre.

Nueva ordenanza
A pocos días del alcohol y drogas cero

El proyecto de alcohol cero para los automovilistas -elaborado por los concejales Sebastián Gamarra (Propuesta Ciudadana) y Juan Zingoni (MPN), en conjunto con las ONG Estrellas Amarillas y Bien Argentino- ya dio sus primeros pasos en el Legislativo de la ciudad. La semana pasada el Concejo Deliberante aprobó en comisión la ordenanza que establece distintas penas y que, en los casos más graves, plantea el retiro de la licencia. Además, se introdujo el concepto de droga cero, impulsado por el intendente Horacio Quiroga. El proyecto introduce sanciones para los conductores que manejen con alcohol en sangre, desde 0,01 miligramos, por lo que elimina la tolerancia de 0,5 de la ordenanza que rige en la actualidad. El texto indica que el conductor que tenga entre 0,01 y 0,5 de miligramos de alcohol en sangre quedará inhabilitado de 20 a 30 días para conducir, con la retención de la licencia.

Además, las multas irán desde los 2500 a los 42.000 pesos. La ordenanza se aprobaría sobre tablas esta semana en el recinto.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído