Los hombres sonrientes, los más buscados para casarse

Es lo que se desprende de un estudio llevado a cabo por la Universidad Senshu, la Universidad de Oslo y la Universidad de Chieti.

Madrid.- Hasta no hace mucho, era común la creencia de que los duros, los recios, los "chicos malos" eran los que más éxito tenían con las mujeres, al menos a la hora de la conquista. Pero según un estudio llevado a cabo por el Departamento de Psicología de la Universidad Senshu (Japón), la Universidad de Oslo (Noruega) y la Universidad de Chieti (Italia), la cosa no es tan así, ya que han llegado a la conclusión de que los hombres con caras sonrientes y tiernas son más aptos para una relación a largo plazo que los que presentan un semblante más serio.

Los investigadores partieron de las formas que preferían las mujeres de los hombres según el tipo de relación que estuvieran buscando.

En un artículo publicado en España por web de la revista Muy Interesante, 218 universitarias de Japón, Noruega e Italia fueron reclutadas para evaluar el atractivo de una serie de rostros masculinos divididos en dos categorías: expresión neutra o sonriente. Las jóvenes se vieron en la obligación de elegir con cuáles de los rostros estarían dispuestas a comprometerse en una relación a largo plazo y, es más, con qué rostro sería capaces de terminar en matrimonio. Por el contrario, debieron decidir con cuáles se quedarían si la relación fuera temporal o para unas citas casuales. Los resultados de la evaluación demostraron que los hombres sonrientes fueron vistos como los "futuros mejores maridos", esto es, la mejor elección de cara a una relación estable.

218 universitarias de Japón, Noruega e Italia fueron reclutadas para la investigación.

En la segunda parte del estudio -dice Muy Interesante-, 71 estudiantes universitarias tuvieron que clasificar las mismas caras sonrientes o neutrales para averiguar qué cualidades consideraban más adecuadas según el tipo de relación: a corto o largo plazo. Las participantes calificaron los hombres con caras sonrientes como menos masculinos y menos maduros pero mucho más dignos de confianza.

El ejercicio de la felicidad

Los neurotransmisores llamados endorfinas se liberan cuando sonreímos. Son activados por los movimientos de los músculos de la cara, que son interpretados por el cerebro, que a su vez libera estas sustancias químicas. Las endorfinas nos hacen sentir felices y también ayudan a bajar los niveles de estrés. Inclusive, fingir la risa o una sonrisa funciona ya que el cerebro no distingue entre lo real o lo falso y actúa de la misma manera.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído