Los cuatro paseos de compras de la capital recibieron un inusual volumen de visitantes. Familias completas y papás con sus hijos o hijas recorrieron los complejos desde temprano. Todavía compraban regalos y otros sólo paseaban o disfrutaban.

Los cines también se vieron atiborrados de espectadores. Decenas de papis acompañaron a sus niños a ver películas animadas, después de haber hecho largas colas para comprar pochoclos y gaseosas.
Para pasar el tiempo entre las pelis y la comida, una buena opción fue jugar al bowling, donde la demanda llegó a generar una espera de más de una hora.

El río, el Parque Central y la Plaza de la Banderas fueron los sitios elegidos para disfrutar de una tarde al aire libre, gratis.

Los nostálgicos recordaron a sus padres llevándoles flores a los cementerios. "Esta fecha es cuando más visitantes tenemos", afirmó un guardia del cementerio parque El Progreso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído