Los Ragiñ Ko ahora niegan a la chica que fue violada

La Policía identificó a miembros de esa comunidad en la pueblada.

Senillosa .- Mientras el informe médico forense confirmó que la joven de 16 años de Senillosa fue violada, la comunidad Ragiñ Ko negó cualquier cercanía con la familia de la víctima. Todo luego de los incidentes que terminaron con cinco policías heridos y dos patrulleros rotos.

Después de la pueblada del domingo, primero en la casa del joven acusado y luego en la Comisaría 11ª, desde la comunidad mapuche de Senillosa intentaron despegarse de los hechos violentos.

Uno de los integrantes de la comunidad negó que la víctima y su familia sean integrantes de los Ragiñ Ko. "Lo único que nos une es el apellido. Nosotros no atacamos la comisaría el domingo", dijo Hugo Pilquiñan.

Esta aseveración se contradice con la versión policial, que sindica como agresores a unos 30 integrantes de la comunidad mapuche, quienes con piedras, palos y ladrillos quisieron copar la sede policial para liberar al joven y hacer justicia por mano propia. Antes, en la casa del acusado, también se habían enfrentado a los policías que detuvieron al joven, incluso con bidones con nafta amenazaron con prender fuego la vivienda.

Luego de los incidentes del domingo, se reforzó la guardia policial y no hubo nuevos episodios de violencia. En tanto que en las próximas horas la Policía hará una denuncia formal contra el grupo de personas que hirió a los cinco uniformados y rompió dos móviles.

Abuso con acceso carnal
Con el informe médico en su poder, el fiscal Gustavo Mastracci formuló cargos contra el acusado por abuso sexual con acceso carnal y le solicitó a la jueza María Gagliano la prisión preventiva para evitar que el joven acusado comprometa la investigación.

Gagliano accedió, pero fijó 20 días de detención, plazo que deberá utilizar el fiscal para avanzar en la recolección de las pruebas.

Según los médicos que hicieron las pericias, la adolescente presentaba lesiones leves compatibles con un ataque sexual.

El domingo a la mañana, la víctima le contó a su madre que fue violada y reconoció al autor.
El ataque se produjo a las 6 de la mañana cuando la adolescente regresaba a su casa después de un cumpleaños de 15.

La Metro cuida la casa del abusador

Después de los incidentes del domingo con la comunidad Ragiñ Ko, no hubo nuevos casos de violencia. Desde la Jefatura de Policía dispusieron una custodia permanente del Departamento de Seguridad Metropolitana en la casa del joven acusado de abusar de la adolescente. Además, se incrementó el personal de guardia en la Comisaría 11ª de Senillosa.

Mientras la calma parece retornar a la localidad, desde la Policía comenzaron las averiguaciones para poder identificar a las personas que el domingo después del mediodía atacaron a los uniformados con piedras y ladrillos en el interior de la unidad policial.

Según fuentes oficiales, hoy estarían en condiciones de presentarse en la Justicia para denunciar a los miembros de la comunidad por las agresiones a los uniformados y el daño de los patrulleros.
Los cinco policías heridos tras la revuelta están de licencia por recomendación de la ART y recién en un par de días podrán reincorporarse a la guardia.


Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído