Los riesgos de la boleta corta

El MPN va por el corte de boleta de los electores de Fernández y Macri. En 2105 le fue muy mal con esa fórmula.

El MPN volverá a asumir los riesgos de ir a una elección presidencial sin candidato a presidente en boleta. Sus dirigentes conocen de sobra a qué se enfrentan. En 2015, con esa estrategia el partido provincial se quedó con las manos vacías: las dos bancas de diputados nacionales que entonces se eligieron fueron para el kirchnerismo (Alberto Ciampini) y el macrismo (Leandro López), que salieron en primero y segundo término al final del escrutinio.

Ayer, el gobernador Omar Gutiérrez anunció los candidatos del MPN para el Congreso, a la vez que reconfirmó el camino a las urnas sin alianzas nacionales en lo formal.

Te puede interesar...

En términos de la calle, el MPN dejó a sus votantes en libertad de elegir al presidente que quieran, como si el electorado que opta por una boleta larga resignara su libertad antes de ese acto.

Esta vez, en Neuquén se eligen tres senadores y dos diputados nacionales junto con las elecciones presidenciales. La fuerza que se imponga en las urnas de la provincia se quedará con dos bancas en la Cámara Alta del Congreso, mientras la que se ubique segunda tendrá la tercera en juego. En el caso de Diputados, lo más probable es que se repartan uno cada uno las dos listas más votadas en las generales de octubre. Para que el ganador se quede con las dos bancas debiera duplicar en votos al segundo. Casi un imposible.

La decisión del MPN de ir a las urnas solo con candidatos al Congreso desafía el poderío de las fuerzas con candidatos presidenciales, principalmente el Frente de Todos, que integra al peronismo en su columna vertebral, y Juntos por el Cambio, que recicla el armado de la alianza del PRO, la UCR y Elisa Carrió con la incorporación de Miguel Pichetto como vice de Mauricio Macri.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído