Los rulos de nunca acabar

El tránsito desde el tercer puente seguirá sin la conexión con la ruta porque Macri se fue sin pagar la obra.

Si, como inmortalizó el Indio Solari, violencia es mentir, los denominados rulos del tercer puente sobre el río Neuquén entre la capital de esta provincia y Cipolletti son una historia de violencia. “En nuestro gobierno, las obras se empiezan y se terminan”, se cansó de proclamar el ex presidente Mauricio Macri, aunque la realidad lo desmintió con repetición. Los rulos del tercer puente son el botón de muestra de esta historia.

Vialidad Nacional acaba de confirmar que los trabajos vinculados a esa infraestructura están paralizados, sin fecha cierta de reanudación. Se iniciaron en pleno auge de la gestión macrista, pero cayeron en desgracia con la debacle económica y financiera del gobierno que dejó el poder el 10 de diciembre.

Te puede interesar...

Un años antes debían estar terminados los famosos rulos. No obstante, lector, no se haga los rulos. Vialidad nunca pagó a la contratista en tiempo y forma. Y la constructora ganadora del concurso de concesión frenó varias veces y arrancó otras tantas mientras tramitaba pagos atrasados. Se trata de una UTE entre las empresas CN Sapag y Luciano Sociedad Anónima, que a fines del año pasado decidió retirarse definitivamente del teatro de operaciones para no regresar hasta no cobrar los millones que el Estado nacional le debe por la contratación para hacer los rulos.

El tercer puente está habilitado desde hace dos años, pero la circulación es irregular porque faltan los rulos que debían ordenar el tránsito entre la Autovía Norte y la Ruta 7, a la salida del carril aéreo sobre el río Neuquén. La obra se inició, se frenó y se reinició hasta que quedó parada hasta nuevo aviso. Una obra que empezó y no se terminó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído