El clima en Neuquén

icon
25° Temp
35% Hum
La Mañana shoppings

Los shoppings reabrieron, pero las ventas escasearon

El primer día de actividad, tras la reapertura, fue con poca clientela.

Los shoppings neuquinos reabrieron ayer con una postal muy distinta a la habitual. Durante toda la jornada, se vieron empleados que acomodaban vidrieras y personal de limpieza que desinfectaba los pisos, mientras los clientes, pocos, hacían sus compras. La mayoría fue a buscar lo que necesitaba y se retiró enseguida, sin pasear ni hacer sociales.

No hizo falta controlar el límite de una persona cada 16 metros cuadrados, porque ningún centro de compras superó los 30 o 40 visitantes a la vez. El momento de mayor circulación fue a la mañana, de 10:30 a 12, y el tránsito por los pasillos no se acercó siquiera a lo que era antes de la cuarentena. La gente iba al local que tenía como destino, compraba lo que hacía falta y se volvía a su casa. Casi no se vieron curiosos que deambularan sin rumbo fijo. En los shoppings que comparten el acceso con el supermercado, el movimiento fue mayor. Las tiendas se beneficiaron con los clientes que pasaban con el changuito y decidían llevar algo que veían en vidriera.

Te puede interesar...

"Muchos no sabían que estaba abierto o no estaban acostumbrados y, por la mañana, se sorprendían de vernos y entraban; más que nada clientes conocidos, que estaban felices de que funcione el shopping de nuevo", contó Alejandra, vendedora de Grimoldi.

SFP_Shopping-(29).jpg

Sofía, de Mon Papí, señaló que el movimiento se concentró cerca del mediodía. "Se hicieron algunas ventas con gente que vino, estuvo 10 minutos y se fue", dijo. Y agregó: "Más temprano tenías a esos que dan una vueltita para ver cómo está todo, pero fueron pocos".

Comentó que, para los trabajadores de las tiendas, la reapertura también significó una novedad. "En mi caso, estaba vendiendo a puertas cerradas y con delivery, pero esta vez, cuando entré, me dio algo de miedo ver a la gente de otros locales, tantos así de golpe, porque me había acostumbrado durante cuatro meses al shopping a media luz y con la música baja", relató.

SFP_Shopping-(2).jpg
Doble modalidad. La mayoría de los comerciantes de los shoppings optó por reabrir con una modalidad "dual", es decir que siguen con las transacciones por internet y la entrega take away.

Ayer, en gran parte de los locales sobraban vendedores para la escasa demanda. Los empresarios aprovecharon la jornada para organizarse y medir cómo iban las ventas, con la idea de reacomodar el cronograma de trabajo para la semana que viene. En los puestos en isla sobre los pasillos armaron turnos de un empleado a la vez. Paula, vendedora en The Candle Shop, contó que su colega de la mañana estuvo más activo y a ella le tocó una tarde tranquila. "Igual fue lindo volver, porque estuvimos 120 días cerrados y necesitás trabajar, ocupar la cabeza en algo que no sea el encierro", comentó.

Dos clientes deben asear sus manos con alcohol en el acceso a escaleras, baños, ascensores y el interior de los locales, además de mantener dos metros de distancia.

SFP_Shopping-(26).jpg
Persianas bajas. En todos los shoppings hubo comercios habilitados para reabrir que ayer seguían con las persianas bajas. Algunos son negocios que cerraron de manera definitiva, por no poder sostener el alquiler.

-> Sorpresa por un anuncio que aún no se esperaba

El anuncio de reapertura de los shoppings tomó por sorpresa tanto a los clientes como a los dueños y empleados de los locales que funcionan dentro de cada complejo. Durante meses, las tiendas funcionaron a media máquina con ventas por internet y había ansiedad por volver, pero nadie imaginaba que iba a ser tan pronto.

“Nos enteramos el día anterior y fue muy loco, porque estábamos haciendo una reunión por Zoom con mis compañeras, justo decíamos que los shoppings seguro iban a ser lo último en abrir y, cuando cuelgo, veo la noticia del gobernador hablando, diciendo que volvíamos”, comentó Flavia, de Todomoda.

“Algunos compañeros vinieron durante la cuarentena a hacer cambios en el local a puertas cerradas, pero abrir todo otra vez fue como medio repentino, por eso todavía nos estamos acomodando con los horarios”, indicó.

SFP_Shopping-(16).jpg

Estacionamiento vacío

Para Michel, de Birras y Barbas, también fue una sorpresa. “Todo me pareció inesperado, desde ver el estacionamiento vacío y encontrar tan poca circulación hasta enterarnos del anuncio la tarde anterior, que no nos dio tiempo para nada, y tener que andar a las corridas”, precisó.

Señaló que alcanzaron a avisarles a los clientes de la reapertura por redes sociales. “Nos quedó pendiente organizarnos para que saquen los turnos, porque en un día no alcanzamos”, agregó.

SFP_Shopping-(6).jpg

En muchas tiendas debieron limpiar los estantes, renovar la mercadería y salir a conseguir alcohol en gel en cantidad a última hora. En el apuro, algunos intentaron retomar su rutina previa a la pandemia y se toparon con un shopping distinto.

Jorgelina, recepcionista en La Compañía, contó que quiso entrar a trabajar por el estacionamiento del patio de comidas, como siempre, y un guardia la desvió “por un laberinto, una parte del shopping totalmente desconocida”. “Ahora hay un nuevo protocolo y, bueno, tendremos que acostumbrarnos”, reconoció.

SFP_Shopping-(8).jpg

Los detalles a tener en cuenta

  • Hay que mostrar el DNI en el ingreso al shopping y llevar tapabocas que cubra de la nariz al mentón. Un guardia rocía las manos con alcohol y toma la temperatura.
  • Adentro hay que respetar las franjas señalizadoras en pasillos y áreas de espera. Los comercios chicos permiten un cliente a la vez y una permanencia no mayor a 15 minutos.
  • Dos clientes deben asear sus manos con alcohol en el acceso a escaleras, baños, ascensores y el interior de los locales, además de mantener dos metros de distancia.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario