Los vaivenes de la capital

La capital del territorio neuquino tuvo muchos vaivenes en torno al lugar donde se fundaría desde los primeros días del gobierno de José Manuel Olascoaga.

Ayer se cumplieron 132 años desde que se decidió que la sede administrativa del territorio fuera Ñorquín, pero antes y después de haber elegido ese lugar hubo otros nombres.

Te puede interesar...

En 1884, Olascoaga había propuesto al gobierno nacional que la capital de Neuquén fuera Campana Mahuida, un paraje ubicado entre los ríos Neuquén y Agrio.

Sin embargo, dos años después, cuando el mandatario viajó desde Carmen de Patagones para fundar la sede de gobierno en ese lugar tuvo que quedarse en Codihué, otro paraje remoto que encontró a su paso, debido a las duras condiciones climáticas de la zona. Durante los meses del invierno de 1886 en ese pequeño lugar funcionó lo que fue en realidad la primera capital del territorio.

Ya en primavera, Olascoaga siguió camino hacia Campana Mahuida, aunque este lugar fue desechado (probablemente por las características geográficas) hasta llegar a Ñorquín donde también se asentó provisoriamente la capital.

Un año después, el gobernador solicitó autorización al presidente de la Nación Miguel Ángel Juárez Celman para fundar un nuevo pueblo (Chos Malal) donde se instalaría la sede administrativa del gobierno.

Todos pensaban que esta localidad del norte neuquino sería el punto para el desarrollo del territorio para siempre.

Sin embargo, 16 años después las autoridades cambiarían nuevamente de planes al elegir (esta vez sí en forma definitiva) la zona de la Confluencia. El resto es historia ya conocida.

Cuestiones geográficas y climáticas hicieron que la capital neuquina cambiara de lugar varias veces.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído