Ludópatas sufren trastornos que afectan la toma de decisiones

Tienen complicaciones en su vida privada y en la personalidad.

Investigadores de la Universidad de Granada, en España, han determinado que las personas adictas al juego presentan anomalías en su funcionamiento cerebral que afectan a su capacidad de tomar decisiones.

A esa conclusión llegaron tras la elaboración de un trabajo en el que han analizado las similitudes y diferencias psicológicas y de funcionamiento cerebral que existen entre las personas adictas a la cocaína y las que lo son a los juegos de azar, según informa la Universidad de Granada.

Según un artículo del sitio “el diario del juego”, en dos notas publicadas tiempo atrás en la revista “Frontiers in Neuroscience”, los científicos han corroborado que la cocaína tiene efectos perjudiciales acumulativos sobre el funcionamiento de áreas del cerebro (cíngulo anterior y parte de la corteza prefrontal) necesarias para el correcto “control de impulsos”. Esto se ha comprobado mediante tareas de laboratorio y técnicas de identificación de anomalías de funcionamiento cerebral a través de la electroencefalografía.

Estos efectos negativos sobre el correcto control de impulsos no están presentes en los jugadores, puesto que su adicción no implica el uso de sustancias tóxicas. Sin embargo, la investigación ha revelado que las personas adictas al juego sí que manifiestan otras anomalías en su funcionamiento cerebral, localizadas también en áreas de la corteza prefrontal. Estas anomalías están relacionadas con la gravedad del trastorno y afectan a su “capacidad de tomar decisiones”.

Según los autores principales del trabajo, José César Perales y Ana Torres, del departamento de Psicología Experimental de Granada, “esas malas decisiones afectan al reconocimiento y valoración de las pérdidas que tienen esas personas, aún cuando dichas pérdidas no se refieren a asuntos monetarios”. Además, en los voluntarios que participaron en la investigación se observó que la tendencia a tomar malas decisiones se incrementa de manera notable cuando experimentan emociones negativas como ansiedad o tristeza.

Aspectos claves

Por otro lado, los investigadores han identificado algunos aspectos claves que debe incorporar el tratamiento dirigido a la rehabilitación del juego patológico, especialmente en los casos más graves: tratar directamente los problemas emocionales que disparan la necesidad de jugar y realizar un entrenamiento específico que permita al individuo aprender a valorar de forma adecuada las pérdidas y sus consecuencias.

Antes de llegar a cualquier tipo de tratamiento, es indispensable saber de qué se trata la ludopatía; consiste en el hecho de ser incapaz de resistir los impulsos a jugar, lo cual puede llevar a graves consecuencias personales o sociales. Es una adicción a los juegos de azar llamada también Jugador compulsivo o Jugador patológico. Juego patológico o ludomanía; Juego compulsivo; Adicción al juego.

El lema de ALEA

“Si jugás, hacelo con responsabilidad”, es el lema central con el que la Asociación de Loterías Estatales de Argentina (ALEA) busca prevenir la ludopatía. El juego legal protege y contribuye con aportes a la comunidad: en el país, el juego clandestino es un delito y tiene sanciones, según indica la Ley 27.346. Por eso, la Unidad Coordinadora de Responsabilidad Social de ALEA, creada en 2011, dio origen a un espacio de intercambio de buenas prácticas y experiencias en el Juego Responsable.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Deja tu comentario

Lo Más Leído