Maduro saca una mano, pero sigue contra las cuerdas

Agobiado por la crisis y el avance opositor, dictó la emergencia económica entre otras medidas.

Caracas.- El gobierno de Nicolás Maduro declaró el estado de emergencia económica, con lo que no sólo pretende combatir la debacle que sufre Venezuela, sino también arrebatar funciones legislativas a la nueva Asamblea Nacional, de mayoría opositora. "Debemos enfrentar la crisis económica en función del bien de todos", insistió el presidente durante su discurso ante el Parlamento en la llamada Memoria y Cuenta anual.

En referencia a la "guerra económica", Maduro resumió en varios factores las "cifras catastróficas", empezando por la caída del petróleo "por intereses geopolíticos", la "huelga de inversión del sector capitalista", la ausencia de un aparato productivo y el ataque a la moneda.

Además, en su discurso, aunque convocó al diálogo ("Quedamos listos y dispuestos para conversar este y cualquier tema que sea susceptible y necesario de conversar por la paz que nos exige Venezuela"), en referencia a la amnistía para los presos políticos, no se privó luego de fustigar directamente a los opositores. "El día que ustedes construyan una vivienda, hablamos", dijo.

Maduro elaboró el decreto de emergencia para controlar todos los resortes económicos, como si fuera una mega Ley Habilitante (superpoderes vía decreto). Una especie de cheque en blanco que no contempla medidas, pero que sí permite tomarlas a su antojo. La Constitución impone que el decreto debe ser presentado a la Asamblea en el plazo de ocho días para su discusión y aprobación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído