El clima en Neuquén

icon
16° Temp
55% Hum
LMNeuquen alumnos

Maestras recorrieron casa por casa para llevar regalos a sus alumnos

Vestidas de payasos, tres docentes de la escuela Nº 183 de Neuquén entregaron budines y golosinas para desearles felices vacaciones a sus estudiantes de tercer grado.

Todos los años, las maestras del primer ciclo de la escuela Nº 183 les hacían un regalo a sus alumnos para desearles felices vacaciones. Tras la suspensión de las clases presenciales por la pandemia de coronavirus, las actividades continuaron por Zoom, pero los alumnos no esperaban ningún obsequio especial. Por eso, la sorpresa fue aún más grande cuando las tres se aparecieron en cada casa, disfrazadas de payasos y con paquetes para los chicos.

Lara Inda es la mamá de una alumna de tercer grado de ese colegio, que se encuentra en la esquina de Pinar y Maestros Neuquinos. Sorprendida por la iniciativa de las docentes, difundió la imagen de los regalos a través de su cuenta de Twitter, y su publicación ya cosechó miles de likes.

Te puede interesar...

Para finalizar el ciclo escolar, las maestras habían organizado una sesión masiva de Zoom, en la que participaron todos los estudiantes del primer ciclo. Lara y el resto de los padres consideraron que ese era el acto de cierre del ciclo lectivo, porque las maestras no adelantaron nada de su visita sorpresa.

"Nos tocaron el timbre y se aparecieron las tres vestidas de payaso; mi hija no podía hablar", relató la mamá y aclaró que, más tarde, le preguntó a la nena si se había emocionado. "Todavía sigo emocionada", dijo que le contestó. Los regalos incluían un budín bañado en chocolate y una caja de bombones, que llegaron acompañados de un mensaje. "Cree siempre en ti mismo. Felices vacaciones", rezaba la tarjeta que llegó a cada alumno de ese colegio.

maestras llevaron regalos a sus alumnos

Lara aclaró que las maestras siempre estuvieron muy presentes en este contexto de pandemia. "Armamos un grupo de Whatsapp con padres y las docentes, y todas las semanas enviaban tarea", dijo y aclaró que su hija tiene un gran carpeta en la que acumuló todas las tareas que hizo durante el año. Aunque las clases virtuales le exigieron más trabajo a los padres, la mamá aclaró que las maestras siempre estuvieron presentes para responder a todas las consultas.

"Como son chiquitos y hablan al mismo tiempo, organizaban dos sesiones semanales de Zoom con grupito de 7 u 8 chicos", dijo y agregó que las videollamadas no incluían sólo el dictado de contenido teórico. "También preguntaban qué habían hecho el fin de semana y cómo era su rutina diaria", señaló.

La mujer aclaró que su hija desea regresar a las clases presenciales para ver a sus compañeros, ya que los niños cursan juntos desde sala de 5 y son muy unidos. "A los chicos les ordena mucho los horarios", dijo y agregó: "Por suerte volvieron las clases de danza y mi hija pudo volver".

Aunque admitió que no todos los colegios tuvieron el mismo contacto con sus alumnos durante la pandemia, Lara destacó el rol de las maestras de su hija, que estuvieron siempre atentas a las necesidades de los chicos. Agregó que en algunos casos se dieron problemas de conectividad, pero que no hubo casos de alumnos que estén desconectados todo el año.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

1.3698630136986% Me interesa
79.452054794521% Me gusta
4.1095890410959% Me da igual
5.4794520547945% Me aburre
9.5890410958904% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario