El clima en Neuquén

icon
19° Temp
43% Hum
LMNeuquen Columna de Opinión

Maradona, por Pedro Monzón

Dos anécdotas que relata el defensor de Italia 90 lo pintan a Diego dentro y fuera de la cancha.

En un momento difícil, en el cual yo pensaba quitarme la vida, con un arma en la mano pensé ‘lo voy a llamar a Diego, si no viene, me quito la vida’. A la hora estaba dándome un abrazo, pero nunca me animé a decirle la promesa que hice porque si no me hubiese agarrado a las piñas. Le dije ‘Diego, necesito verte’. Me preguntó cómo andaba, le dije que más o menos y se dio cuenta enseguida de que algo me pasaba”. Pedro Monzón recordó la tremenda anécdota con Diego Maradona en el peor momento de su vida. Monzón era un defensor rústico, jugaba en Independiente en el esplendor de su carrera y llegó a la Copa del Mundo de Italia, en 1990, con la selección de Bilardo.

Consideró Monzón que Maradona le salvó la vida al llegar antes de que decidiera balearse. Este episodio fuera de la cancha pinta a Maradona con sus amigos como ellos dicen en público que fue, capaz hasta de salvarles la vida.

Te puede interesar...

Otra anécdota para la posteridad une a Monzón con Maradona. Esta vez, dentro de la selección. La historia empezó en el vestuario y terminó en la segunda casa de Maradona: el estadio San Paolo, de Nápoli.

Argentina definió el pase a octavos de final en Italia contra Rumania. Empató 1 a 1. Le alcanzó para pasar como tercero del grupo. El gol lo hizo Monzón, que no hacía goles nunca, a pase de Maradona desde un córner. “Diego me hizo hacer el gol de mi vida en el Mundial de 1990. No entrenamos nada y le dije que me haga hacer un gol. Me dijo dónde quería ir a cabecear, yo le dije ‘donde quieras’ y le avisé que tirara el centro al primer palo, que no me conocía nadie. Entonces lo único que hice fue saltar y poner la cabeza. Solamente hablando lo hicimos”, recordó Monzón.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
100% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario