Mató borracho al volante y destruyó a toda una familia

Los hijos de la víctima fueron separados. El conductor, condenado a prisión efectiva.

Zapala. Alcoholizado y en exceso de velocidad, Ricardo Rodríguez perdió el control del Fiat Palio que conducía por la Ruta 40 y volcó. Como consecuencia del accidente, destruyó a una familia: Rosenda Millico, que viajaba como su acompañante, murió en el acto, por lo que tres de sus cuatro hijos tuvieron que ser separados ya que ella era su único sostén económico. Ahora, la Justicia lo condenó a tres años y 6 meses de prisión.

El miércoles se realizó una audiencia en la que un Tribunal integrado por los jueces Leticia Lorenzo, Diego Chavarría Ruiz y Leandro Nieves condenó al conductor por unanimidad y lo inhabilitaron para conducir por siete años.

Producto del accidente, Gladys Quinchao, que también viajaba en el mismo vehículo, sufrió heridas de gravedad.

“La conducta de Rodríguez es reprochable porque él se colocó en una situación de ebriedad. El desprecio por la vida humana es evidente, tanto por la vida personal como por la del resto que estaba en el vehículo. Lamentablemente una mujer de 36 años perdió la vida”, afirmó la fiscal Laura Pizzipaulo.

Además, expresó que como consecuencia de su accionar “afectó para siempre la vida de ambas mujeres”, por lo que solicitó en audiencia una pena de 5 años de cárcel y 10 años de inhabilitación para manejar.

Por su parte, los magistrados fundaron su fallo tras destacar como agravante la extensión del daño causado, ya que Rosenda era sostén de familia y tenía cuatro hijos, de los cuales tres tuvieron que ser separados.

Como atenuantes, los jueces sólo tuvieron en cuenta que el acusado no tenía antecedentes penales.

El hecho ocurrió el 16 de diciembre de 2017, cerca de las 20:35. En ese momento, Rodríguez conducía un Fiat Palio por la Ruta 40, en dirección norte-sur. A bordo del vehículo lo acompañaba otro hombre, mientras que en la parte trasera iban Rosenda y Gladys. Fue a la altura del kilómetro 2440 que el acusado perdió el control del Fiat, se cruzó de carril, golpeó un guardarrail y volcó. Como consecuencia, Rosenda salió despedida del auto y murió en el acto, mientras que Gladys sufrió heridas graves.

Tras el accidente, se comprobó que el conductor tenía 1,48 gramos de alcohol en sangre, por lo que se considera que estaba borracho.

En la defensa del acusado estuvieron los abogados Miguel Manso, Natalia Godoy y Pablo Méndez.

7 años es el plazo por el que está inhabilitado para conducir

Fue condenado por homicidio culposo, agravado por la conducción imprudente de un vehículo y por tener alcoholemia superior a un gramo por litro en sangre y lesiones graves.

LEÉ MÁS

Otro borracho al volante que atropelló y quedó libre

Policía borracho al volante volcó y se negó al alcotest

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído