Medicamentos: la caída de ventas se siente en Neuquén

A tono con lo que sucede a nivel país, la merma supera el 5% en la ciudad.

A tono con lo que sucede a nivel nacional, la venta de medicamentos también bajó en la ciudad durante los últimos seis meses como consecuencia de los constantes aumentos de precios.

Si bien las entidades que agrupan a las farmacias capitalinas prefirieron no dar cifras, extraoficialmente reconocieron que los volúmenes de caída se aproximan al 5 por ciento interanual relevado por la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA).

Te puede interesar...

Los jubilados de PAMI y los beneficiarios del Instituto de Seguridad Social de Neuquén (ISSN) son los principales perjudicados, ya que no les cubren el valor total de los productos. Se consumen más genéricos y menos primeras marcas.

En el marco de una economía en crisis, con una inflación que sube sin cesar y arreglos salariales que la corren por detrás, es difícil garantizar hasta la salud.

La escalada del dólar, que ayer cerró cerca de los 45 pesos, impulsó un incremento del costo de los remedios y les generó pérdidas a las farmacias, que desde el año pasado reclaman mejores condiciones comerciales.

En su relevamiento nacional, COFA advirtió que en 2018 cayeron las ventas un 5,1 por ciento con respecto al año anterior.

En este contexto, las ventas bajaron considerablemente entre septiembre y marzo, según comentaron a este medio distintos farmacéuticos de la ciudad. Es que muchas obras sociales redujeron sus coberturas y los pacientes tuvieron que dejar de comprar algunos de los medicamentos que necesitan para tratar las enfermedades que los aquejan.

La situación se volvió crítica para los jubilados del PAMI y los clientes del ISSN, quienes sufrieron este recorte en carne propia. “Mucha gente viene con recetas para varios medicamentos, pero termina eligiendo los que más necesita porque la obra social no les cubre la totalidad del valor de los productos. Nos ha pasado que vinieron clientes con seis recetas y se terminaron llevando tres remedios, porque no podían pagar la diferencia de los restantes”, contó un farmacéutico de la calle Belgrano.

Por este motivo, también se disparó la venta de genéricos, que son hasta un 70 por ciento más baratos que los originales. Según contaron los trabajadores del sector consultados por este medio, el diclofenac y el ibuprofeno son las drogas que más reflejan este fenómeno, ya que sus altos valores empujan a los clientes a comprar las segundas marcas.

Impacto: Los jubilados son los que más sufren el incremento del costo de los remedios.

“En septiembre una caja de Actrón común valía unos 120 pesos, ahora sale 350 pesos. Su costo se multiplicó casi tres veces en seis meses”, indicaron con preocupación.

Los farmacéuticos advirtieron que, de continuar la escalada del dólar, los precios serán incontrolables, por lo que temen que la actividad continúe en picada y se profundice la crisis que sacude al sector.

Según un estudio a nivel nacional que encargó el Sindicato de Farmacéuticos y Bioquímicos (Safyb), los adultos mayores tienen entre $3500 y $4000 de gastos en medicamentos que necesitan producto de la edad, y con la jubilación no los pueden cubrir.

Un problema de alcance nacional

La Confederación Farmacéutica Argentina (COFA) confeccionó un informe sobre las ventas de 2018 a nivel nacional. Los resultados indican que las ventas cayeron un 5,1 por ciento, al resaltar que se vendieron unos 100 mil medicamentos menos por día, en comparación con el año anterior. En 2017 se vendieron unas 740,3 millones de unidades de remedios, mientras que el año pasado se alcanzaron apenas 702,4 millones. La tercera edad es la que más sufre el aumento de los precios.

LEÉ MÁS

Para no ser pobre, una familia necesita $27.570 por mes

Abril arranca con un aumento de nafta de entre el 3 y 4%

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído