Mujeres tenían que ser

En tiempos de Ni Una Menos, un libro aporta una mirada inédita y a la vez esclarecedora sobre un grupo de mujeres que entre los siglos XV y comienzos del XX se levantaron contra el orden establecido y tomaron las armas, las letras y la política, al igual que las de este siglo XXI que luchan por la igualdad, el aborto legal y contra el femicidio.

Con su nuevo libro Las mujeres insolentes de la historia, el historiador Felipe Pigna rescató a veintinueve mujeres rebeldes que no tuvieron lugar en los manuales ni fueron incluidas en la historia general, siempre escrita por hombres, según afirma el autor.

Sobre la historia de ellas no se puede decir aquella frase “detrás de todo gran hombre hay una gran mujer”. Porque ahí están, desde Anacaona, una indígena haitiana que resistió a los conquistadores españoles, pasando por Martina Céspedes, dueña de una pulpería de San Telmo que junto con sus hijas redujo a trece oficiales durante las invasiones inglesas de 1807; Virginia Bolten, una militante anarquista y fundadora del primer periódico anarco-feminista de Latinoamérica; hasta Alfonsina Storni, que supo hacerle frente a los prejuicios por ser madre soltera a los 19 años y con su poesía arremetió contra los mandatos sociales y le contestó al género masculino con aquel poema clásico “Tú me quieres blanca”.

El libro de Pigna representa una denuncia en relación con la invisibilización histórica que sufrieron estas “insolentes” y otras tantas que asumieron distintas formas de la rebeldía. Sus historias sirven para saber quiénes iniciaron el camino de lucha y reivindicaciones por las que transitan miles de jóvenes protagonizando un movimiento que ya no da marcha atrás.

Sus historias sirven para saber que iniciaron el camino de lucha por el que transitan las jóvenes de hoy.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído