Mundial de educación: nos quedamos afuera rapidito

Según el resultado de las pruebas PISA, nos ganan Islandia y Croacia.

capital federal

Argentina no pasaría la primera ronda en un eventual Mundial de Educación, según el resultado de las pruebas PISA. Al compararse con los otros participantes del Grupo D del Mundial de fútbol de Rusia 2018, en inclusión y calidad educativa en secundaria, la Argentina quedaría en tercer puesto, detrás de Islandia y Croacia.

Argentina está en el puesto 30 a nivel mundial en cobertura en secundaria según la Unesco, y en el puesto 59 en calidad educativa de acuerdo con las pruebas PISA. Con estos desempeños, el país tendría serias dificultades para ser uno de los 32 países que dispute el Mundial de Educación.

De todos modos, el Observatorio Argentinos por la Educación decidió comparar los indicadores educativos de la Argentina con los de los otros participantes del Grupo D: Islandia, Croacia y Nigeria.

En el marco de la campaña #MundialEducativo, con la que busca posicionar a la educación en el centro del debate público, el Observatorio presentó el informe en el que se consideran los últimos datos disponibles de tasa de escolarización en nivel secundario y los resultados de los estudiantes de 15 años en las pruebas PISA, para contrastar los niveles de inclusión y calidad educativa en los países del Grupo D de Rusia 2018.

Islandia clasificaría primera a octavos de final, con una tasa bruta de escolarización del 119,1% en secundaria y 493 puntos en PISA. En segundo lugar quedaría Croacia, con una tasa de escolarización del 97,8% y 471 puntos y la Argentina se ubicaría en el tercer puesto, con una tasa del 107,1% y un puntaje de 388 en PISA. La diferencia con Islandia es de 105 puntos, lo que supone que los estudiantes argentinos de 15 años tienen un nivel de desempeño similar al de los islandeses de 12 años (la OCDE estima que 40 puntos de PISA equivalen a un año de escolaridad).

Cuarto quedaría Nigeria, con una tasa de escolarización de apenas 56,2%: casi la mitad de sus adolescentes no van a la escuela.

La metodología para contabilizar los goles tuvo en cuenta dos variables. Por un lado, se compararon las tasas brutas de escolarización: los países que superan con 10 puntos porcentuales o más al rival convierten un gol; si la diferencia supera los 50 puntos se contabiliza otro gol. Por otro lado, se compararon los resultados de desempeño en la prueba PISA de Matemática: los países que superan por 20 o más puntos al otro marcan un gol; cuando la diferencia es mayor a 80, se computa un segundo; y cuando supera los 130, un tercero.

En el ranking mundial de las pruebas PISA, Argentina está en un muy bajo 59º puesto en calidad educativa.

Un equipo sin ningún Messi

Al observar los niveles de desempeño en PISA surge que, si la Argentina fuera un equipo, 7 de los 11 miembros tendrían nivel bajo: la mayor parte de nuestra selección tendría dificultades para resolver los problemas más sencillos. El 67% de los estudiantes argentinos de 15 años obtuvieron niveles de desempeño bajos en PISA y muy pocos (0,3%) alcanzan niveles altos de aprendizaje. En Islandia, en cambio, sólo 2 de cada 10 chicos quedan en los niveles más bajos de PISA y el 11% se ubica entre los mejores. En el #MundialEducativo, Islandia tendría un Messi. La Argentina, no.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído