Municipal cayó en un control de alcoholemia y golpeó al inspector

El agente de tránsito de Bariloche dio positivo y agredió a su compañero. Irá a juicio.

Un inspector de tránsito de la Municipalidad de Bariloche denunciará penalmente a un compañero de trabajo que lo agredió con golpes de puño por secuestrarle el vehículo y la licencia, por no poder superar el examen de alcoholemia.

El episodio ocurrió en pleno centro de Bariloche cuando los municipales se cruzaron en un control de alcoholemia que realizaba el municipio local.

Te puede interesar...

El infractor circulaba a bordo de un vehículo VW Gol que fue detenido en el operativo que se realizaba a 6 cuadras del Centro Cívico.

Al reconocer a su compañero de trabajo, el hombre que iba al mando del Gol intentó convencerlo de que lo deje seguir debido que si era sometido al test de alcoholemia, no lograría superarlo por haber ingerido varias botellas de cerveza.

Pero el inspector, que se encontraba en el lugar junto a otros pares y a efectivos policiales, se negó a ese pedido y siguió adelante con el control de rutina.

Fuentes del municipio local confirmaron a este medio que el resultado del test de alcoholemia fue de 1,88 gr/l, es decir tres veces más que el máximo permitido en la normativa vigente (0,50 gr/l).

Una vez que el alcoholímetro imprimió el comprobante, el conductor del vehículo se acercó nuevamente a su compañero de trabajo y lo agredió físicamente con golpes de puño.

inspector-bariloche-2.jpg

La pareja del conductor se bajó del auto y se sumó a la discusión, pero únicamente el agresor fue detenido por efectivos policiales de la Comisaría 2º y trasladado a la dependencia que está en el Centro Cívico.

Fuentes policiales informaron que el individuo, que se desempeña como contratado en la comuna local, deberá resolver una causa menor ante el Juzgado de Paz de Bariloche aunque si el inspector acciona judicialmente, la situación podría agravarse.

Desde el municipio local, por su parte, anticiparon que el trabajador – que no forma parte de la planta permanente- será sancionado, luego del inicio de un sumario administrativo que “va por caminos separados a la denuncia que pueda realizar el inspector”.

Embed

Por no superar el control, el trabajador fue condenado por la Justicia de Faltas – también dependiente de la Municipalidad local- a abonar $ 67.500 por la infracción y fue inhabilitado para conducir vehículos por cuatro meses.

De todas maneras, si se negaba a practicar el control hubiese sido sancionado con una multa de $ 101.200 y la retención de la licencia de conducir por medio año.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído