Mutilaban a sus perros por una "tradición rural"

Seis veterinarios y 26 cazadores les cortaban orejas y rabos con navajas.

Madrid.- Les cortan las orejas y los rabos. Lo hacen los propios dueños de los perros para ahorrarse el costo de una operación veterinaria. Cuando esas heridas se infectan o el animal corre peligro de muerte, concurren a los profesionales para que los salven. Además, les piden que no los denuncien porque el maltrato animal es un delito en España, como en tantos otros países.

Al menos seis veterinarios y una veintena de cazadores se encuentran en la mira de la Justicia española y podrían recibir severas sanciones. La ley tipifica las operaciones estéticas como delito desde 2003 en Andalucía. Sin embargo, lo más sorprendente de estos casos que instruyen varios juzgados onubenses es que las mutilaciones contaron con la connivencia de seis veterinarios, detenidos por falsificar los permisos de estas operaciones ilegales.

Cultural: se trata de una tradición para evitar que los perros de caza se lastimen con las plantas.

La Operación Ears (orejas) del Seprona comenzó hace un año y permanece abierta. De hecho, la cifra de 32 detenidos aumentará previsiblemente hasta los 50 cazadores y dueños de perros de raza pitbull imputados por maltrato animal en la Sierra, el Condado y Huelva. Tras la intervención de la Fiscalía de Medio Ambiente, esta semana un juez condenó a 10 meses de prisión al primero de los cazadores.
La gran mayoría de los imputados se negó a declarar tras su detención. Sin embargo, en privado alegaron que los cortes en orejas y rabos son una tradición "ancestral" que se ha realizado "toda la vida" para evitar que las zarzas dañen a los perros, por lo que sólo continuaban una tradición rural.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído