Nadie pensó en las víctimas

Por un error técnico, madre e hija, víctimas del mismo abusador, tendrán que esperar para tener justicia.

Otra vez las cuestiones técnicas embarraron la cancha y dos víctimas de abuso sexual deberán esperar para tener justicia. Es que, por error administrativo o de lógica, se debió suspender el juicio contra el hombre que las había sometido a ambas y ahora deberán esperar que sea reprogramado, teniendo en cuenta la apretada agenda de juicios y audiencias de Delitos Sexuales.

Nadie se percató del inaceptable error hasta que una de las víctimas, una mujer que denunció a su ex pareja por abuso, declaró en el segundo día del juicio. Allí, saltó a la luz una causa anterior en la que ella había sido denunciada por usurpación y en la que había intervenido uno de los tres jueces que ahora integraba el tribunal. Por ello, se planteó que podría haber imparcialidad del magistrado en cuestión y el juicio fue suspendido.

Te puede interesar...

En el medio quedaron madre e hija, las dos víctimas de abuso del acusado, un hombre de 71 años, que no podían creer lo sucedido. Es que después de mucho tiempo habían logrado que su abusador sea juzgado y, por tecnicismos, deberán esperar.

Si bien la causa no caducó ni se archivó, para ellas no es solo un tema de tiempos. Con cada pericia, con cada audiencia, con cada entrevista, es volver a revivir lo padecido a manos del hombre. Con todo lo que eso conlleva para una víctima de abuso sexual, que necesita de una fortaleza sobrehumana para poder enfrentar un juicio. “Hubiera preferido que me matara”, había sentenciado la madre antes del inicio del juicio, y ahora resalta: “Nuevamente tendré que dar mi testimonio (...) Solicitamos que sea en el tiempo más breve posible, ¡quiero justicia por mí y mi hija!”. Por eso, afirmo, nadie pensó en las víctimas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído