La Brigada Militar de Río Grande del Sur reportó que el menor y otro amigo de la misma edad salieron la tarde del lunes en la ciudad de Imbé a cazar pokemones en una pequeña embarcación pesquera de fibra de vidrio, que pocos minutos después se volteó y el niño, identificado como Arthuar Bobsin, cayó al agua y murió ahogado. Según las autoridades, ninguno de los dos chicos llevaba puesto el salvavidas.

La Policía Civil regional detalló que los dos menores cayeron al río y uno de ellos consiguió nadar hasta la orilla, mientras que el otro desapareció y su cuerpo fue encontrado siete horas después por los organismos de rescate y bomberos de la empresa Transpetro.

Las investigaciones sobre la muerte del menor seguirán a cargo de la Policía Civil regional en la ciudad de Imbé. También el lunes, en el litoral sur del mismo estado -que es fronterizo con Uruguay y Argentina-, un joven reportó el robo de su teléfono móvil cuando cazaba pokemones en la ciudad portuaria de Río Grande.

La fiebre por la versión en teléfonos móviles del videojuego llegó a Brasil en medio del clima de los Juegos Olímpicos de 2016 que se disputan en Río de Janeiro, en la que deportistas y público no han sido ajenos al fenómeno mundial del lanzamiento del Pokémon Go. Esta vez fue con tragedia.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído