Neuquén, libre de pirotecnia

Seis años tuvieron que pasar para que se reglamentara la ley que prohíbe la utilización, tenencia, acopio, exhibición, fabricación y expendio de artificios de pirotecnia y cohetería, sean estos de venta libre o de fabricación autorizada.

Se trata de una norma sobre la que hay un amplio consenso, ya que piensa especialmente en las personas con problemas de salud que resultan severamente afectados por los estruendos que causan, así como de quienes se ocupan del bienestar de los animales, que también padecen las consecuencias.

Te puede interesar...

El municipio de Neuquén vino dando una lucha sin cuartel durante los últimos años para evitar la comercialización clandestina de pirotecnia durante las semanas previas a las fiestas de fin de año.

Evitar la venta ilegal es difícil, puesto que se hace a través de las redes sociales y otros canales clandestinos.

Sólo el año pasado, en Neuquén se incautaron dos toneladas de pirotecnia vendida ilegalmente.

Para graficar el tamaño que tiene el comercio ilegal, sólo el año pasado, los inspectores municipales incautaron dos toneladas de productos entre los que había cohetes, petardos, rompeportones, bombas de estruendo, cañitas voladoras y luces de bengala.

Pese a la demora en reglamentar una ley que tiene un impacto considerable, es saludable que se extienda la prohibición a toda la provincia, especialmente para que aquellos municipios que hacen la vista gorda a la pirotecnia se pongan a trabajar.

Sería saludable que una normativa de este tipo sea debatida en todo el país para evitar que acciones como las que se realizan en Neuquén no caigan en saco roto, puesto que la comercialización es legal en otros distritos donde, pese la cantidad de lesionados a fin de año, no dan el brazo a torcer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído