El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana vecinos

Crimen del neuquino en Cipo: dramáticos testimonios de los vecinos

Dos habitantes del Luis Piedrabuena accedieron a contar cómo se vivió en la zona el luctuoso episodio. Y realizan una grave denuncia: "acá los tiros son normales...".

Un solitario policía parado justo en la escena del salvaje crimen en la fresca mañana (los peritos ya se habían retirado). Calle de ripio y casas precarias con rejas altas. Es una cuadra de por sí apagada la de Río Colorado, entre Bolivia y Paraguay. Y este jueves luce más triste que nunca ese sector del barrio Luis Piedrabuena. Allí, en la madrugada, un joven de 18 años fue asesinado de un disparo por la espalda, por razones que aún se intentan determinar.

Si bien no sería un pibe del barrio (vivía en Neuquén), hay lógico estupor entre los vecinos, que no obstante evitan involucrarse demasiado por temor, ya que se trata de una zona conflictiva y denuncian por lo bajo la existencia de una suerte de "aguantadero" cercano. También se palpa la bronca y resignación porque "acá las corridas y los tiros ya son normales", como señaló uno de ellos.

Varios se excusan de realizar declaraciones por miedo y evitan el contacto con LMCipolletti. Pero dos habitantes de la zona sí aceptan brindar testimonio de lo que se vivió en la noche de furia que le costó la vida a un joven.

_MG_2756.jpg

"Alrededor de 1.30 y 2 de la mañana, escuché ruidos fuertes y tres disparos. Al chico, pobrecito, le impactó uno y murió. Corridas, iban y venían. Cuando me asomo por la ventana vi que había un auto Bora color bordo que salía muy rápido y por lo que me dijo la policía, ahí trasladaban al chico herido al Hospital. Había pibes y pibas que lloraban y gritaban 'corran'", comentó un hombre de unos 40 años, desde el interior de su vivienda, reja de por medio.

"No quise salir afuera por seguridad. Ahí me metí en la pieza porque por ahí se armaba otra balacera y la ligaba", agregó en su escalofriante relato. "Sé que siempre se juntaban un grupito de pibes, hay inseguridad como en todos lados", comentó sin poder disimular la tensión que le generaba referirse a ello...

Otro vecino indicó que estaba durmiendo y se despertó bruscamente por el "griterío de los perros y de la calle y la detonación. Llegué a escuchar un tiro y motos que salían a toda velocidad. Y tipo cuatro comenzaron a llegar los móviles policiales".

Seguidamente denunció indignado que "acá es común el tema de los tiros. Son dos cuadras pero bastante movidas".

Al ahondar en detalles sobre esa problemática, afirmó: "Siempre hay griteríos, caras raras, inseguridad. Los vecinos vivimos encerrados, cada vez rejas más grandes, ponemos cámaras, perros. La policía viene pero siempre es así, nada cambia", lamentó en su crudo testimonio.

Pese a que los pesquisas aún no descartan ninguna hipótesis en torno al crimen, el hombre, que volvía de trabajar estimó: "Capaz fue algo entre ellos mismos".

"Los vecinos ya no salimos cuando hay tiros, muchos tienen chicos, es un peligro. Pero nos comunicamos por chat, tratamos de no meternos y reforzar la seguridad", culminó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario