El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana Día de las Infancias

De niños y niñeces

Según estadísticas de Unicef, la pobreza infantil en Argentina alcanza a 2 de cada 3 chicos.

El domingo se celebró en el país el Día del Niño, o el Día del Niñe, o el Día de las Infancias, o el Día de las Niñeces… Podrían buscarse muchas más combinaciones aunque suenen ridículas. Lo importante es darlas a conocer y esperar a que alguien (del otro lado) salte a contestar.

En las redes sociales y hasta en los medios de comunicación hubo encendidos debates para defender y denostar a quienes hicieron todo tipo de contorsiones lingüísticas para no caer en algo que puede sonar no inclusivo, es decir “Día del Niño”, como se dijo siempre. Y así salieron docentes, filósofos, especialistas en lengua, comunicadores y opinólogos en general para fundamentar su postura: que “las niñeces” está bien y que “el niño” está mal y viceversa.

Lo curioso es que esta nueva grieta (entre tantas) se da en un contexto de país en carne viva, donde todos los días hay cada vez más menores pobres, donde la miseria golpea con crudeza (especialmente en este invierno) y la tan mentada “igualdad de oportunidades” es un slogan que quedó más devaluado que el peso.

¿Es realmente importante si el Día del Niño debe llamarse así o de otra manera?

Habría que preguntárselo a esos miles y miles de niños y niñas pobres a los que les están robando la infancia, que van a la escuela porque allí les dan de comer, que no conocen el calor de un hogar digno, que parecen estar sentenciados a vivir la miseria de sus padres y abuelos y que ya se están dando cuenta de que el Día del Niño, de las Niñeces o de las Infancias sólo sirve para que la dirigencia política y los adultos en general dediquen largas horas para debatir estupideces.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario