El clima en Neuquén

icon
Temp
81% Hum
La Mañana Elecciones 2023

La elección dependerá de la voluntad de los que no votaron en las PASO

El país necesita una elección decisiva. Luego de la votación de agosto se generó la incógnita, con el resultado de los tres tercios.

Con 35 millones de electores habilitados para votar, el país transitará una elección decisiva. Su resultado definirá si el próximo presidente o presidenta de Argentina se elegirá este domingo, en primera vuelta, o si quedarán dos competidores que se medirán en una eventual segunda vuelta, prevista para el 19 de noviembre. La incógnita surge luego de las PASO del 13 de agosto donde el veredicto de las urnas delineó una estrechísima paridad de tres tercios entre el candidato de ultraderecha Javier Milei, su competidora de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich, y el ministro de Economía y candidato de Unión por la Patria, Sergio Massa.

La tirantez numérica de este domingo también dependerá de la participación, porque en las PASO no fueron a votar más de 10 millones de personas que, si ahora deciden hacerlo, podrían aumentar o darle un giro a la proyección que dejó la última visita al cuarto oscuro, donde también quedaron relegados el cordobesista Juan Schiaretti, de Hacemos Unidos por Nuestro País, y Myriam Bregman, del Frente de Izquierda de los Trabajadores - Unidad.

No habrá segunda vuelta si alguno de los cinco candidatos obtiene el 45% de los votos afirmativos o el 40% con una ventaja de diez puntos sobre el segundo. Sin embargo, las presunciones de todos los equipos de campaña es que habrá segunda vuelta. Si las urnas confirman esa hipótesis, será la segunda vez desde la reforma constitucional de 1994 que se concreta un balotaje. La primera vez fue en 2015 entre Mauricio Macri y Daniel Scioli, y hubo un amague en 2003. Duró hasta que Carlos Menem decidió resignar su pelea por volver al poder por tercera vez y le allanó el camino a Néstor Kirchner, que había obtenido el 23% en primera vuelta.

La foto que dejaron las primarias marcó el pulso de toda la campaña que concluyó el jueves. Milei buscará ampliar la escasa ventaja que tuvo en agosto. Fue el aspirante más votado, aunque superó por menos de dos puntos a Bullrich y a Massa, en una crisis de la polarización entre JxC y el panperonismo que marcó las elecciones de la última década. Ahora se corporizó una fuga por ultraderecha que pone en riesgo a JxC y originó un nuevo escenario electoral, pero mucho más inestable.

elecciones paso javier milei discurso
Javier Milei aseguró que están en condiciones

Javier Milei aseguró que están en condiciones "de ganar en primera vuelta" después de unas PASO 2023 exitosas.

Para el ministro candidato, la etapa posterior a las PASO tuvo una doble tarea. Primero tuvo que liderar la campaña de un panperonismo que solo pudo reordenarse por el cimbronazo que les provocó el resultado de las primarias. A esa misión tuvo que sumarle la gestión de la economía y soportar la lluvia ácida de una inflación que en los últimos dos meses fue del 12,8% y del 12,7%, junto a una devaluación del 20% posterior al 13 de agosto. A pesar de esas variables, el ministro candidato ha buscado mantenerse competitivo para poder pasar a una segunda vuelta que podría construirse a partir del amesetamiento de Milei y de la consolidación de un tercer lugar para Bullrich.

Los socios de JxC temen quedar fuera de un eventual balotaje, con un impacto impredecible que solo podría evitarse si la candidata revierte los pronósticos que preocupan a su equipo de campaña desde hace semanas. La incertidumbre se alimenta por el corte de boleta en el conurbano bonaerense, protagonizado por los propios intendentes de JxC. El fenómeno, cada vez menos silencioso, demuele el discurso público del PRO, cuyos voceros aseguran un lugar en el balotaje.

came pyme candidatos massa

En JxC reina una paradoja. A Bullrich le sirvió endurecerse para ganarle a Horacio Rodríguez Larreta antes de las PASO, pero no le rindió más dividendos después de esa victoria. Al contrario, desde entonces es un atributo que la debilitó ante el crecimiento de Milei. El candidato de ultraderecha hoy continuaría en una meseta alta de voluntades, aumentada por las que habrían migrado de Bullrich a La Libertad Avanza.

El letal efecto “segunda marca” aparece después del mayor motivo de la crisis de JxC: el alto costo político que pagaron por la interna y la inevitable gravitación del ex presidente Maricio Macri. El fundador del PRO se ha movido entre el respaldo a Bullrich en desmedro de Larreta, antes de las PASO, y las ambigüedades que sembró con Milei desde que lo elogió por ganarle a quien fue su ministra de Seguridad.

macri bullrich larreta elecciones paso

Milei buscó mantenerse como favorito en los 70 días de campaña posteriores a las PASO, pero al frente de una fuerza de ultraderecha que no logró conquistar la gobernación de ninguna provincia este año. Sin embargo, capitaliza la creciente fuga de votos por ultraderecha que atormenta a JxC por el temor de quedar fuera del balotaje. En ese filo también surgió una última señal de campaña del economista.

Poco antes de la veda, le concedió una entrevista al periodista Samuel “Chiche” Gelblung y le habló del “robo de boletas y mesas en las que LLA recibió cero votos durante las PASO, estimando un porcentaje que se habría omitido y que resultaría importante para ganar la elección”.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario