El clima en Neuquén

icon
Temp
65% Hum
La Mañana Tokio

No lo imaginó ni Coubertin

Sin público en los estadios, el espíritu olímpico que forjó Coubertin brillará por su ausencia.

Serán recordados como los Juegos Olímpicos más raros, por no decir locos, de la historia.

Con el encendido de la llama olímpica, el viernes serán inaugurados los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, pese a que es 2021.

Te puede interesar...

Además, será la primera cita olímpica -desde 1896 en estadio Panathinaikos de Atenas- en que una inauguración oficial tendrá menos que las 750.000 personas que presenciaron la ceremonia de los juegos de la era moderna, ya que en esta ocasión no solamente el acto inicial, sino todas las competencias, se celebrarán sin espectadores.

Asimismo, los de la capital japonesa son los primeros JJ.OO. suspendidos por una pandemia. Los anteriores que corrieron igual suerte fueron los de Berlín 1916, Tokio/Helsinki 1940 y Londres 1944, pero a causa de las guerras mundiales.

En víspera de los inicios, Tokio parece una ciudad sitiada por las medidas de restricción a la circulación, y los atletas que participan deberán confinarse en herméticas burbujas de las que podrán salir solo para competir.

Pero los sucesos locos no podrían parar de aparecer ya que entre los atletas se detectaron los primeros casos positivos de COVID en un país donde la población vacunada no supera el 20%. Y, como negocios son negocios, los grandes patrocinadores cancelaron sus pautas por los estadios vacíos y la imposibilidad de espectadores extranjeros.

Los japoneses dicen tener todo listo y estar preparados, como saben hacerlo, para los grandes retos, pero tratándose del coronavirus, cualquier cosa puede suceder.

Los JJ.OO. de Tokio serán también los más fríos pese al verano boreal: el espíritu olímpico que pregonó Coubertin ha ido a parar al freezer.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario