No se sabe cuánta agua servida se arroja a los ríos

Piden mejoras en la medición de su calidad e iniciar tareas de remediación.

Neuquén.- El desarrollo urbano de Neuquén mira cada vez más a los ríos, en especial al Limay, y la Municipalidad viene destinando presupuestos millonarios en obras para ampliar el Paseo de la Costa. Es que el río aporta un extraordinario atractivo a la ciudad. Sin embargo, en un futuro no muy lejano las costas podrían convertirse en un virtual riachuelo si no se hace nada para frenar la contaminación cloacal que llega desde redes de saneamiento colapsadas y plantas de tratamiento de efluentes saturadas.

El problema de la contaminación de los ríos es tal que nadie puede precisar a ciencia cierta el volumen aproximado de residuos cloacales sin tratamiento que se arrojan diariamente a los ríos. No existen tampoco instrumentos que los midan y los controles que se deberían hacer son dudosos desde el punto de vista técnico y científico.

Este crudo panorama ambiental llegó a un grupo de asociaciones vecinales, ONG, a la Universidad Nacional del Comahue, a la Defensoría del Pueblo, a legisladores provinciales y concejales, entre otros, que lanzaron un verdadero llamado de atención a las autoridades para que se pongan manos a la obra y empiecen a tomar medidas urgentes para que la situación no termine en un desastre ambiental difícil de remediar.

Todas estas agrupaciones dieron forma a la denominada Red en Defensa de los Ríos, y acaban de publicar un dossier en el que describen un complicado cuadro ambiental, advierten respecto de la falta de inversiones en infraestructura para adecuarlas a la realidad y objetan severamente los controles de la calidad de las aguas que se realizan desde el Estado, tanto provincial como desde la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC).

A esto se suma la falta de información sobre la situación sanitaria de los ríos, y en muchas ocasiones los vecinos expresan “desconfianza y disconformidad frente a las respuestas o no asunciones de los organismos oficiales encargados de informar, ejercer los poderes de policía y garantizar el cumplimiento de las normas ambientales y sanitarias correspondientes”, remarca el informe.

La Red asegura que la ciudad capital es foco de numerosas denuncias ciudadanas por problemas en los sistemas cloacales. Se apunta que parte de las inversiones prometidas no se realizaron, que las plantas no funcionan correctamente, que existe una falta de planificación, que se verifican niveles de contaminación superiores a los recomendados para balnearios a causa de vertidos de efluentes cloacales y que existen vertidos clandestinos de sustancias diversas en los ríos, entre otros. A su vez, recuerda que algunos de estos reclamos han sido canalizados a través de acciones de amparo frente a la Justicia.

18 ONG y organismos conforman la Red en Defensa de los Ríos.

Entre otras, la integran comisiones vecinales, la UNCo, la Defensoría de Pueblo, bloques de diputados y del Concejo Deliberante de Neuquén.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído