No tenía signos de violencia el hombre que murió en el pozo de EPAS

La autopsia arrojó que murió por un shock cardiogénico y que el cuerpo no presentaba signos de violencia.

La autopsia realizada ayer al hombre hallado muerto en un pozo del EPAS arrojó que no tenía signos de haber sufrido violencia y que la causa de muerte fue un shock cardiogénico.

El hallazgo se produjo el martes en la zona de la meseta, cuando una persona que pasaba por el lugar observó un carrito con algunos objetos en su interior cerca del pozo y al asomarse descubrió que había un hombre en el interior. Rápidamente alertó al personal policial de la Comisaría Cuarta y se dio aviso a la fiscal de Homicidios, Sandra Ruixo.

Te puede interesar...

Se trata de un pozo de tres metros de profundidad que tenía poco más de un metro de agua. Por el resultado de la autopsia, se cree que el hombre podría haber caído por accidente.

Tras ser trasladado al Cuerpo Médico Forense, se realizó la autopsia y se determinó que el hombre no tenía signos de violencia y que había muerto por shock cardiogénico por tromboembolismo pulmonar agudo.

La principal hipótesis es que se trata de un hombre de 42 años cuyos familiares habían denunciado su desaparición en la Comisaría 44. La última vez que habían tenido noticias sobre su paradero fue el lunes al mediodía y se manifestó que padecía un retraso madurativo y epilepsia.

LEÉ MÁS

Hallaron un cuerpo en un pozo del EPAS en el Alto neuquino

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído