Nueva tocada de oreja de Norcorea

Al mes de su supuesta bomba de hidrógeno, ayer hizo una prueba encubierta de un misil balístico.

Pekín.- Tras días de advertencias, Corea del Norte lanzó ayer un cohete de largo alcance que asegura que pondrá un satélite en el espacio, pero que otros países consideran una prueba encubierta de un misil balístico y un desafío al mundo.

En un anuncio televisado, la locutora de la televisión norcoreana declaró que el lanzamiento fue un éxito y que el satélite de observación Kwangmyongsong ("Estrella brillante") ya estaba en órbita.
Es la segunda vez que Corea del Norte -un país con régimen comunista y cerrado al mundo- lanza un cohete de larga distancia, tras la prueba del cohete Unha-3 en abril de 2012. El éxito del lanzamiento la acerca a su meta de contar con misiles de larga distancia que le permitan alcanzar territorio de Estados Unidos, su gran enemigo.

El lanzamiento ocurre apenas un mes después de que el régimen norcoreano llevó a cabo su cuarto ensayo nuclear, el 6 de enero, en el que aseguró que había detonado por primera vez una bomba de hidrógeno. Esa declaración ha sido puesta en entredicho por numerosos expertos, que consideran que la fuerza de la explosión no se corresponde con la de una bomba termonuclear.

94 minutos es el tiempo en el que el satélite completa una órbita polar a la Tierra.

El satélite, según el gobierno de Pyongyang, completa una órbita polar de la Tierra cada 94 minutos. En su recorrido, en dirección sur, el cohete sobrevoló espacio aéreo japonés cerca de la isla de Okinawa. Según el gobierno japonés, la primera fase del cohete cayó en el mar Amarillo, a unos 150 kilómetros de la península coreana. Un segundo objeto fue a parar al mar del Este de China, a unos 250 kilómetros de territorio coreano, y la segunda fase del cohete se hundió a unos 2000 kilómetros de Japón en las aguas del Pacífico.

La asesora de seguridad nacional de la Casa Blanca, Susan Rice, condenó el lanzamiento y anunció que Estados Unidos tomará "todas las medidas necesarias" para defender su seguridad y la de sus aliados ante esta nueva acción "desestabilizadora y provocadora" del régimen de Pyongyang. Y el secretario de Estado, John Kerry, llamó a actuar de modo "firme" y "unido" en el Consejo de Seguridad de la ONU, "con medidas que dejen clara la determinación de la comunidad internacional de hacer frente a la búsqueda por parte de Corea del Norte de capacidades de misiles balísticos".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído