Nunca pasa de moda

El histórico grupo se presenta hoy y mañana en el estadio Ruca Che con su espectáculo Viejos hazmerreíres (antología), donde reúne lo mejor de sus clásicos.

La magia y el humor de Les Luthiers regresan nuevamente a la ciudad. Cerca de cumplir 50 años de trayectoria, pondrán en escena Viejos hazmerreíres (antología), cuando hoy y mañana se presenten en el estadio Ruca Che. El grupo, que viene de realizar un exitoso tour por diferentes ciudades de España, incluye en este espectáculo clásicos renovados que nunca pasan de moda: Los premios Mastropieros, Lutherapia, Todo por que te reías, Quién mató a Tom Mc Coffee o La cumbia epistemológica, entre otros.
En diálogo con LM Neuquén, Carlos López Puccio –el canoso de pelo largo– explicó sobre la puesta: "Son obras que, para nuestro asombro, no han perdido nada de su eficacia original. La gente se divierte igual que cuando fueron estrenadas".

Hoy, la formación de Les Luthiers está compuesta por los históricos Jorge Maronna, Marcos Mundstock, Carlos López Puccio y Carlos Núñez Cortés, a los que ahora acompañan Tato Turano y Martín O'Connor. Estos dos últimos se incorporaron tras las pérdidas de Masana en 1973, el alejamiento de Ernesto Archer en 1983 y la partida de Daniel Rabinovich, quien falleció en agosto de este año.

Para Puccio, la última experiencia vivida con su amigo Rabinovich fue un proceso muy doloroso. "Sabíamos, hacía bastante tiempo, que esta cosa tremenda iba a ocurrir y nos fuimos preparando como grupo para cuando llegara ese momento. Los últimos años de Daniel, desde fines de 2012, fueron muy angustiantes, muy azarosos. En varias ocasiones en estos últimos años, Daniel no pudo actuar, y eso nos obligó a tener siempre listos a sus reemplazantes. De hecho, a la gira de marzo pasado -por Canarias- ya no estaba en condiciones de viajar. Y ahora cuando debimos seguir actuando sin él, aunque en lo práctico nada cambió, anímicamente resultó muy doloroso. Hubo una gran diferencia entre actuar sin Daniel porque Daniel estaba enfermo y actuar sin él porque ya no estaba", detalló el músico.

En carrera
De todas formas, Les Luthiers siguió adelante con sus shows con sus dos nuevos componentes (Tato y Martín), a quienes Puccio definió como "excelentes profesionales, capaces y dotados". "Están como todos nosotros, en un período de transición en el cual tienen que ir afirmándose en el nuevo rol para cobrar el valor de aportar desde sus propias personalidades artísticas. Por el momento, la preocupación básica de los dos ha sido cubrir con eficacia la falta de Daniel (¡y lo bien que lo han hecho!), pero tímidamente ha comenzado ya a asomar la capacidad de aporte adicional de ambos", contó Puccio.

El humor característico de Les Luthiers ha perdurado en el tiempo con éxito. Sobre cuál es la receta para no caer en el olvido o reinventarse permanentemente, el humorista consideró que eso sucede por no haber claudicado. "Creo que lo esencial es habernos propuesto ofrecer siempre humor de buena calidad, de recursos nobles: sin palabras, ni ideas, ni golpes bajos. En el mercado, lamentablemente no hay mucho para elegir como lo que ofrecemos", concluyó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído