Obama visitaría Cuba sólo si puede reunirse con los disidentes

De concretarse, el viaje se haría el año que viene. Pretende "hablar con todo el mundo" en la isla.

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que le gustaría mucho viajar a Cuba en 2016, aunque sólo si puede reunirse en la isla también con disidentes, según declaró en una entrevista publicada ayer.

"Si voy de visita, parte del trato es que voy a poder hablar con todo el mundo", dijo Obama al portal Yahoo News.

El mandatario aseguró que para hacer ese viaje en su último año de mandato ha dejado "muy claro" en sus conversaciones directas con su homólogo cubano, Raúl Castro, que su gobierno continuará "contactando con aquellos que quieren ampliar el alcance de la libertad de expresión dentro de Cuba".

Obama señaló que tomará una decisión sobre ese posible viaje "en los próximos meses". La visita, la primera que haría un presidente estadounidense en décadas a la isla, se convertiría en uno de los grandes hitos del acercamiento entre los dos viejos rivales ideológicos.

Los expertos consideran que lo más probable es que, si se produce el viaje, este tenga lugar después de las elecciones presidenciales de noviembre de 2016 en Estados Unidos y antes de que Obama entregue el cargo a su sucesor, en enero de 2017.
Ya el secretario de Estado norteamericano vio a disidentes en su visita a Cuba en agosto. John Kerry se reunió una media hora en privado con los opositores en la residencia habanera del encargado de negocios de la embajada estadounidense, Jeffrey DeLaurentis.

Los disidentes, sin embargo, no fueron invitados a la ceremonia de apertura de la embajada de Estados Unidos frente al Malecón habanero, aparentemente para evitar que los funcionarios cubanos boicotearan el acto oficial.

Obama reiteró en la entrevista publicada ayer su deseo de levantar el embargo a Cuba, algo que sólo el Congreso, controlado por los republicanos, puede hacer.

También se mostró a favor de cerrar el centro de detención de Guantánamo, aunque reiteró que no
devolverá el territorio en el que se encuentra la base naval estadounidense en el este de Cuba.

"Estamos lejos de tener una conversación sobre eso con el gobierno cubano", expresó Obama. "No hay duda de que a ellos les encantaría que les devolviéramos Guantánamo, pero sospecho que va a ser una discusión diplomática larga que durará más que mi administración", consideró el mandatario.
Cuba considera que la base está en territorio ocupado, pero Estados Unidos se niega a entregarlo, argumentando que tiene firmado un contrato de arrendamiento perpetuo de dicho territorio, en virtud del tratado cubano-estadounidense de 1903.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído