Otro día para recordar lo que no debió pasar nunca

A nueve años del asesinato del maestro Fuentealba, miles marcharon en la ciudad. También hubo un acto en Arroyito.

Mariel Retegui
reteguim@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- A nueve años del asesinato del maestro Carlos Fuentealba en Arroyito, sus pares de todo el país levantaron ayer con "dolor y bronca" una vez más las banderas en demanda de "justicia completa". Su muerte conmocionó no sólo a la sociedad neuquina, sino también a toda la Argentina. En consonancia con ese sentimiento, ayer se movilizaron en el marco del paro nacional unas siete mil personas en la capital neuquina y unas 50 mil en todo el país.

La marcha de ayer se realizó en medio de la novedad de que la causa Fuentealba II tendrá un nuevo capítulo el 28 de abril. Un tribunal de impugnación revisará el fallo que sobreseyó a los 15 policías imputados. Cetera convocó ayer a un nuevo paro.

Según indicó la secretaria adjunta de ATEN, Susana Delarriva, la adhesión a la huelga fue del 100% en escuelas públicas. Ayer también se sumaron los docentes privados agrupados en SADOP, así como también los gremios Sejun, Unter, Conadu Histórica y ATE.

"Esto nos hace seguir luchando en la calle porque es un crimen de Estado que no lo podemos olvidar, porque mas allá de las posiciones intermedias, seguimos sosteniendo que la justicia completa es necesaria", señaló Delarriva.


Mañana: La CTA vuelve al paro. Será para protestar por la suba de contribuciones al ISSN.

Para la sindicalista, en estos casi diez años "de impunidad en la provincia", la condena social está asegurada pero no así en el ámbito judicial. Por el contrario, explicó que la causa había sufrido un retroceso cuando hace dos meses la jueza Carina Álvarez la había dado por cerrada al declarar el sobreseimiento de los efectivos que participaron en el operativo del 4 de abril de 2007.
Por el caso recibió una condena a prisión perpetua Darío Poblete, quien disparó el proyectil que terminó matando al docente.

"Seguir en esta causa y hacer declarar a los policías significa que van a tener que decir que recibieron una orden que se la dio el entonces gobernador (Jorge) Sobisch", sostuvo.
El acto conmemorativo empezó a las 9 en inmediaciones de la Ruta 22 a la altura de Arroyito, donde fue asesinado el maestro. Desde ahí unos 130 docentes regresaron en bicicleta al centro de la ciudad en lo que se denominó "bicicleteada para no olvidar".

Luego se concentraron en el monumento al general San Martín, para marchar por la Avenida Argentina hasta la Ruta 22. Desde ahí fueron al TSJ y finalmente concluyeron en la Casa de Gobierno provincial. Detrás de un estandarte que denunciaba "Un crimen de Estado no prescribe" estaba su hermano, Ricardo Fuentealba, quien se emocionó con cada abrazo y cada muestra de cariño que arengaba: "Fuentealba presente".

"Si esta Justicia sigue en la connivencia con el Poder Ejecutivo y no nos da respuesta, se va a hacer necesario llevar el reclamo a la Justicia nacional".

"Hay que visibilizar y poner en el contexto nacional que en esta provincia no se hace justicia por un docente asesinado". Susana Delarriva. Secretaria adjunta ATEN


La memoria viva cerca del Obelisco

Parte de la comisión directiva del gremio de los docentes (ATEN) fue a la Capital Federal para participar del acto convocado por la Ctera, donde además de los incumplimientos de acuerdos paritarios se recordó al docentes neuquino. En este contexto, pidieron la reapertura de la causa Fuentealba II.

El secretario general de ATEN, Marcelo Guagliardo, exigió que se investiguen las responsabilidades de los 15 efectivos imputados en la causa Fuentealba II. Casi en simultáneo, la Justicia tomaba la decisión (ver nota central).

Del acto participó también la viuda del docente, Sandra Rodríguez.
Al paro de ayer adhirieron docentes de Buenos Aires, Tucumán, Santa Cruz, Córdoba, La Rioja, Catamarca, San Luis y San Juan, entre otros distritos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído