Para los especialistas, la sífilis ya es una epidemia en el mundo

Cada año se producen 6,3 millones nuevos de casos de esta enfermedad de transmisión sexual.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año se producen unos 6,3 millones de nuevas infecciones por sífilis. La enfermedad se inicia con una pequeña úlcera indolora en los genitales, continúa con erupciones cutáneas en otras partes del cuerpo y malestar general y alcanza, en los casos más graves, a los órganos internos, pudiendo provocar demencia, problemas de coordinación o ceguera. En España, por ejemplo, los casos de sífilis se han multiplicado por siete desde el año 2000 y ronda los 5000 nuevos diagnósticos cada año, según el último informe del Centro Nacional de Epidemiología. "Cada vez hay más casos. Ya es una epidemia", alerta Oriol Mitjà, médico especialista en enfermedades infecciosas.

En los países occidentales, esta infección de transmisión sexual (ITS) se detecta en estadios primarios y, con un antibiótico como la penicilina, se suele curar. Sin embargo, en un contexto más global, la evolución de la sífilis es más compleja. "Cuando no se detecta en estadios tempranos, se produce una sífilis más complicada que tiene un impacto a nivel global. Es la neurosífilis, que se parece a un infarto cerebral. En China, por ejemplo, hay muchos casos, y ves a gente joven con parálisis en el cuerpo, con síntomas que estamos acostumbrados a ver en gente mayor que sufre un ictus", explica el investigador. En Latinoamérica también hay muchos casos de bebés con sífilis congénita, transmitida por las madres infectadas que no han sido tratadas de forma temprana. Según la OMS, en 2016 murieron más de 200.000 fetos o recién nacidos por esta causa. "Hay 18 países de Latinoamérica en los que hay muchos casos de sífilis congénita. Incluso se quedaron sin penicilina y muchas mujeres no pudieron tratarse", relata Mitjà.

Te puede interesar...

El tratamiento para la sífilis -una penicilina inyectable- es el mismo desde hace décadas, lamenta el experto, y los intentos de buscar nuevas herramientas para combatir la infección han sido, hasta la fecha, infructuosos. La situación de epidemia actual y el riesgo de desabastecimiento, no obstante, ha precipitado que la comunidad científica vuelva a poner el foco sobre esta enfermedad para buscar otras alternativas terapéuticas para poder darle batalla.

Un plan: reciclar medicamentos

Oriol Mitjà tiene una idea: reciclar medicamentos existentes para probar si funcionan en esta patología. Mitjà ha conseguido una ayuda de 1,5 millones de euros para poner en marcha su plan: probar la eficacia de otras moléculas de antibióticos existentes para combatir la sífilis.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído