Para los hermanos Godoy, nada como regresar a casa

Cristian y Sebastián, figuras en el básquet albinegro, disfrutaron el receso antes de iniciar la pretemporada del Torneo Federal.

Por Martín Gamero - deportes@lmneuquen.com.ar

“Los hermanos sean unidos. Porque esa es la ley primera”, rezan las famosas líneas del poema gauchesco que inmortalizó José Hernández en La vuelta de Martín Fierro. Principio que bien pueda sintetizar la unión que muestran en la cancha y en la vida, Sebastián y Cristian Godoy Vega. Desde mediados del año pasado, comparten el plantel de Cipolletti que juegan el Torneo Federal de básquet y aprovecharon el receso para volver a la intimidad familiar, en Paraná, Entre Ríos de dónde son oriundos. Junto a sus familias pasaron allí las fiestas y se reencontraron con el resto de los lazos paternos y sobrinos.

Los Godoy Vega son una gran familia. “Como catorce somos cada vez que nos juntamos”, destacó Sebastián (25 años), el ala pivot del albinegro. Esta es la segunda vez que los hermanos coinciden en un plantel. En la temporada 2014 llegaron a jugar la semifinal por el ascenso con Atlético Rosario Tala ante Hispano Americano (en el que se encontraba Mario Sepúlveda y que lograría subir de categoría).

Te puede interesar...

“Disfruto mucho que estemos juntos. Para mí, él (por Sebastián) es un ejemplo y lo admiro. Gracias a Dios podemos estar jugando por segunda vez a este nivel”, destacó Cristian el mayor (26 años). Y agregó: “A la familia y amigos le solucionamos un problema: ahora no se tienen que dividir (un tiempo y un tiempo) para poder seguirnos (risas)”.

Pantera es el apodo de Sebastián. El sobrenombre se lo puso Hernán Tettamanti (ex compañero), por el color del félido similar a de él. Y Pirata, es como le dicen a Cristian, un apodo que viene desde chico ya que siempre tenía muchas espadas para jugar.

El cuidado en las comidas durante las fiestas es difícil para todos los deportistas, pero para los hermanos no es problema. “Los dos nos cuidamos por igual, lo justo y necesario”, aseguró Seba.

Hermanos-página-7-cipo-2.jpg

Fuera de las canchas, Cristian describió a su hermano como un “todo terreno”: “Es un crack. Cocina, limpia, cuenta chistes y se da maña para arreglar cosas. En lo que haga falta él está y siempre con la mejor onda”.

Entre las anécdotas que rescatan de las fiestas, Cristian recordó: “En Año Nuevo con todos mis hermanos -son siete- a las 12 cuando sonó justo un tema de Callejeros, ‘Imposible’, arrancamos a cantar y cuando quisimos nos acordar mi sobrina, Milena, estaba llorando. Se nos fue de las manos el pogo. Creo que hay video y todo”.

“Estar con amigos y en familia es mi hobby”, dijo Sebastián que hace siete años dejó su casa natal por su carrera deportiva. “Cada vez que vengo me instalo y disfruto mucho compartir un mate, estar con amigos y mirar documentales en Netflix”, contó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído