Parque industrial, el nuevo objetivo de los ladrones

Robaron en dos empresas y se llevaron un botín de más de medio millón de pesos en una camioneta.

NEUQUÉN
La oscuridad y la madrugada montaron un escenario ideal para atacar en el parque industrial. Con apenas dos cuadras de distancia, una banda saqueó dos empresas, llevándose un botín superior al medio millón de pesos.

Ambos robos tuvieron características similares, porque después de romper el cerco perimetral lograron acceder a los galpones y sacar todo lo que quisieron. No sólo eso, sino que también contaron con una camioneta de apoyo para cargar el botín.

Todo sucedió sin que nadie haya visto al menos algún movimiento extraño y sin que queden registros, porque el sistema de monitoreo que tiene una de las empresas “justo falló” durante la madrugada y la casilla del sereno estaba vacía.

Cerca de las 8:30, cuando los empleados de la empresa de repuestos del automotor D’Alleva arribaron a su lugar de trabajo, en Conquistadores del Desierto al 4100, se encontraron con el portón de acceso abierto.

Dentro de las oficinas, el panorama era desolador: no había quedado ninguna de las computadoras, la caja registradora estaba forzada y vacía, y en el galpón faltaban todas las baterías que estaban correctamente estibadas en un sector.

Inmediatamente, llamaron a la Policía, que concurrió con varios móviles. Los primeros en llegar fueron efectivos de la Comisaría 20 y luego se solicitó la presencia del personal del Departamento de Delitos y de Criminalística para realizar las pericias en el lugar.

Con el inventario de la mercadería faltante en mano, desde D’Alleva estiman que el monto supera los 500 mil pesos entre dinero, cheques, computadoras, equipamiento y baterías.

“Entraron por una ventana que encontramos rota. Se llevaron 25 baterías, cuatro handys, una hidrolavadora, una sopladora, dos cajas de herramientas de 120 unidades cada una, 30 equipos de arranque y un cargador”, comentó un empleado a LM Neuquén.

En el mismo lugar funciona la empresa Típico Argentino, que vende indumentaria de trabajo y elementos de seguridad. De allí sólo robaron dos teléfonos celulares.

Los investigadores creen que los delincuentes contaban con datos precisos sobre los sistemas de seguridad y los horarios del sereno.

A DOS CUADRAS
Golpe en una compañía de servicios

A sólo 200 metros hacia el oeste, la empresa de servicios petroleros El Tronador sufrió un robo de similares características al de D’Alleva. Durante la madrugada, una banda de delincuentes rompió el cerco perimetral y se llevó un carretel de cable, un taladro y cuatro alargues, dos de 30 metros de extensión, uno de 20 y el restante de 100. En este caso, durante la noche queda en el predio un policía de adicional, quien no vio nada. “Cuando llegó el relevo a las 7 no le comentó ninguna novedad. Fueron los empleados quienes denunciaron el robo a las 9”, aseguró un investigador.

Sobre Belenguer
Se fugaron con los bolsos

Los golpes de ayer no fueron una novedad para la Policía. El miércoles ya habían tenido una denuncia de una empresa de catering. El robo fue bastante audaz porque los ladrones ingresaron al predio de la empresa JAS y sigilosamente llegaron hasta los vestuarios de los empleados. De allí se llevaron cuatro bolsos con ropa, documentación y hasta las llaves de los autos, que quedaron estacionados afuera. El hecho sucedió al mediodía. Los delincuentes escaparon del lugar en un Ford Focus. Creen que conocían el movimiento de la empresa.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído