Pasaron la noche en la calle para conseguir banco para sus hijos en las salitas de 4

La inscripción en los jardines públicos se abrió hoy con pocos cupos.

Decenas de padres pasaron la noche durante la noche a la intemperie, en reposeras, colchonetas o bolsas de dormir, para conseguirle banco a sus hijos en las salas de 4 de diferentes jardines de infantes de la región.

La inscripción en los jardines públicos se abrió hoy con pocos cupos, en medio de una gran confusión y falta de información por el cierre de decenas de salas por parte de las instituciones privadas. El motivo es que no se adaptaron a las condiciones que fija la nueva ley de educación inicial y se quedaron sin habilitación para recibir chicos de edad preescolar.

La situación esta mañana se volvió caótica en muchas instituciones de la provincia. En la capital hubo muchos padres que decidieron pasar la noche, incluso sin saber si se respetará el orden de llegada o se ocuparán los bancos por sorteo.

Claudio, un papá de la zona este, pasó anoche por el jardín de infantes ubicado en Basavilbaso y Buenos Aires, se encontró con una fila de personas esperando y se desesperó. "Tenía pensado venir hoy a la mañana porque a mi nene le toca acá, pero como ya había gente esperando y los cupos son pocos decidí quedarme acá toda la noche despierto, en una reposera y tomando mates", explicó.

Esta situación, con padres desconcertados que decidieron dormir en la calle, se repitió en distintas instituciones como el Jardín 23 ubicado en el Parque Central o el 31, de Melipal.

En los jardines públicos, se hizo una inscripción para salas de 5 años en noviembre, cuando muchos padres desconocían esta situación, y recién a partir de hoy empezaron a anotar para 4 y 3 años, según la disponibilidad. Por eso, cuando los privados abrieron sus puertas el 4 de enero pasado, empezaron a llover papás desorientados que no saben dónde llevar a sus hijos.

La ley nacional de educación inicial se sancionó en diciembre de 2014 y establece que la sala de 4 años es obligatoria. Sin embargo, otorga un margen de cinco años, hasta principios de 2020, para construir las aulas necesarias en las escuelas públicas.

La norma incorporó una serie de requisitos para la educación a los 4 años, con horarios y condiciones áulicas específicas, muy distintas a las que suelen ofrecer los jardines maternales.

El año pasado, desde el Consejo Provincial de Educación (CPE) se informó a los jardines privados con salas de 4 que debían presentar un proyecto para adecuarse a esas exigencias. Muy pocos lograron la aprobación.





Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído