El clima en Neuquén

icon
18° Temp
78% Hum
La Mañana Pesca

Pesca deportiva: los secretos para crear las moscas más eficientes

El estudio de los insectos es clave para poder dar con los señuelos ideales a la hora de la práctica.

Aunque toda vida tiene su valor, incluso hasta en sus más ínfimas formas, como la de los insectos. La ciencia los estudia desde hace siglos y la disciplina que se encarga de investigar todo a cerca de ellos se llama “Entomología”. De ella se valen los agricultores para determinar su incidencia en los cultivos, los apicultores para conocer sus beneficios y los medicina como vector de transmisión de enfermedades.

Pero también la pesca deportiva recurre a ella y a la observación de los insectos para efectivizar su práctica. En Neuquén, referentes de esta actividad revelan algunos de sus secretos para poder atraer a sus presas.

Te puede interesar...

Matías Fernández Carro, vicepresidente de la Asociación Argentina de Fly Casting (la pesca con mosca como deporte puro), instructor certificado de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca desde el 2010, guía de pesca certificado y campeón Argentino de Fly Casting, es un estudioso y un referente de estos temas.

“Tengo 36 años, soy de Neuquén Capital y hace más de 30 años que pesco con mosca. Empecé desde muy chico, a los 6 años. Llevo adelante mi actividad comercial a través de distintos emprendimientos, entre ellas las guiadas y los cursos. Trabajo además para varias marcas del rubro tanto nacionales como internacionales en la parte de diseño”, dijo.

Matías no utiliza remeras de ídolos de rock pero muchas de las que viste parecen afiches de películas de ciencia ficción. Una en particular que tiene la imagen de un insecto que parece resurgir de sí mismo.

“Esta es una ‘Pupa de Caddis’, que es un insecto que tenemos acá en mucha cantidad en el río, básicamente en el Limay inferior, en Arroyito, aunque que están presentes también en muchos otros lugares del mundo. Se caracteriza por tener tres estadíos: larva, pupa y adulto”, explicó sobre el dibujo en su ropa.

“La imagen de la remera es cuando está en estadío de pupa, que es el breve período en que el insecto asciende a la superficie y se transforma en adulto y por eso elegí esa imagen porque es un momento único dentro de su metamorfosis”, agregó.

mosca.jpg
Las moscas se confeccionan con el objetivo de imitar insectos.

Las moscas se confeccionan con el objetivo de imitar insectos.

- ¿Qué tipos de insectos de nuestra región estudian?

Dentro de los insectos que a nosotros nos interesan están las ‘Caddis’ y los ‘Midges’ o ‘Mosquitos’ que hacen una metamorfosis completa (huevo, larva, pupa, adulto) y además insectos de metamorfosis incompleta (huevo, ninfa, adulto) como las ‘Moscas de Mayo o Efimeras’, ‘Stoneflies’ y ‘Dragon y Damselflies’, que son las famosas libélulas o aguaciles.
De ahí surge que los pescadores con mosca intentemos con las diferentes técnicas de pesca imitar todas esas especies de insectos. Ya en el banco de atado, que es donde desarrollamos las moscas, empezamos a soñar a imaginar mediante el arte de la imitación tratando de copiar de la manera más efectiva el movimiento de estos insectos bajo del agua cuando estamos pescando. Recordemos que nosotros venimos a ser una especie de titiriteros que hacemos que la mosca “cobre vida” y sea consumida por la trucha.

- ¿Están actualizados con informes que les aportan los investigadores científicos?

Todo el tiempo. Los instructores y los guías profesionales recurrimos a las investigaciones científicas sobre los insectos, la entomología precisamente, para aplicarlo a las técnicas de pesca. Tratamos de estar actualizados con toda esa información porque lógicamente van variando todos los años las distintas concentraciones y cantidades de insectos debido a los cambios en el ph de agua, por la temperatura y por muchos otros diversos factores.
También estamos atentos a los aportes de los pescadores que nos brindan datos extraordinarios a partir de la cantidad de horas que llevan en el río. No todos los ambientes por otra parte son iguales y son muy diferentes las poblaciones de insectos de ríos cordilleranos de agua continua y los ríos de las represas que tienen fluctuaciones no anuales si no a lo largo día. Los insectos de la zona Arroyito, por ejemplo, lugar donde hay una represa, el agua que genera esta misma que proviene del fondo del lago hace que la temperatura sea más baja que 10 kilómetros río abajo, por lo que van a ser muy diferentes las concentraciones de distintas especies de insectos, crustáceos y peces aguas abajo.

mosca4.jpg
La observación de los insectos es clave para confeccionar las moscas y entender el entorno de pesca.

La observación de los insectos es clave para confeccionar las moscas y entender el entorno de pesca.

- ¿La observación de campo entonces también les aporta datos importantes?

Existe una relación entre lo que observamos del ambiente y lo que incluimos en nuestra caja de pesca. A partir de ciertos indicadores naturales podemos plantear a macro escala distintas estrategias. Si estamos en verano, cuando hace mucho calor con viento en las cercanías de los árboles podemos suponer que habrá ‘Gusanos de Sauce’, hormigas y pequeñas polillas que caen al río y ya sabiendo esto podemos hacer un análisis selectivo de lo que podemos utilizar.
Otra forma es ir levantado las piedras, aunque esto implica una práctica más invasiva del ambiente, en diferentes sectores del río para determinar la fauna entomológica en relación a la humedad, la presencia de algas y otros indicadores. Además, por supuesto, de otros peces más pequeños, crustáceos y sanguijuelas, cuya imitación podemos incorporar a nuestras diferentes técnicas de atado.
A partir de estas observaciones vamos a poder determinar al tamaño del pez a los que nos vamos dedicar. Los conocimientos de la “Entomología Fina”, tanto de insectos terrestres como acuáticos, nos permitirá reconocer sectores donde existen truchas que van desde los 100 gramos y el kilo y medio en promedio, alimentándose de una manera determinada o específica.
Uno de los detalles mágicos de la observación de los insectos es el momento de la eclosión, cuando de golpe ves un par de truchas saltar a la superficie y el río ‘estalla’ en una eclosión de polillitas como por ejemplo las ‘Caddis’, pasa mucho en Arroyito o en la boca del Limay.
También cuando pasan las golondrinas en vuelos rasantes sobre el río porque están aprovechando la eclosión de varios insectos que están posados sobre la superficie del agua para atraparlos y comérselos.
Aunque lo más fabuloso para mi es ver a las truchas marrones y las arco iris de más de dos kilos, persiguiendo a los pececitos de los pejerreyes en la superficie del agua con unas “corridas” increíbles.

- ¿La pesca deportiva tiene una veta artística también?

Para nosotros existen dos tipos de moscas, una para pescar lo peces y otra para pescar pescadores. Ahí entran en juego los conocimientos de largas horas de observación combinados con la inteligente selección de los distintos materiales con los que vas atando las moscas. Las moscas para la “pesca de pescadores” tienen muchísimos detalles y están elaborados con materiales costosos, son más voluminosas y atractivas pero que al momento de pescar no tienen tanta efectividad porque por lo general carecen de movimiento. Las moscas que utilizamos acá que son para “pescar truchas” requieren otras características que, si bien no las hacen tan vistosas comercialmente hablando, cumplen su función en relación al atractivo que representan para los peces en las distintas alternativas ya sea de estimular la atención, la percepción, etc.
Invente hace algunos años una mosca a la que llame ‘El Peje de Craft o La Carro’ (como la renombraron algunos pescadores de la zona por simpatía) y en una oportunidad se las envié a un comprador de Córdoba una docena de estas moscas.
El comprador me llamó ofendido porque consideraba que tenían pocos detalles y que a su juicio eran de una construcción muy deficiente. Redoble la apuesta y le propuse que cuando viniera al Limay a pescar las utilizara y si en caso no llegaba a pescar nada le obsequiaría en compensación dos docenas de moscas a su elección. El pescador vino y comprobó que nuestra mosca de movimientos más vivaces no sólo le resultó muy efectiva, sino que, además fue él, quién más truchas sacó.

La ciencia, el arte y las estrategias de promoción publicitarias se integran en una “mesa de atado” de moscas, salen a la naturaleza a contemplarla y se sumergen en la ansiosa espera, de que a la próxima pieza la capture la obra maestra de similitud prefecta.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.4545454545455% Me interesa
81.818181818182% Me gusta
1.8181818181818% Me da igual
7.2727272727273% Me aburre
3.6363636363636% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario