LMNeuquen Chapelco

Pese al año perdido, los centros de esquí se ponen a punto

Desde Chapelco y en Cerro Bayo señalaron que trabajarán a pérdida esta temporada y que recibirán el 20 por ciento de los visitantes habituales.

Luego de que el gobernador Omar Gutiérrez anunciara la habilitación de las actividades turísticas por microrregiones, desde los centros de esquí de la zona Sur se mostraron expectantes ante la apertura de los cerros y señalaron que recibirán menos del 20% del flujo normal de visitantes. Los ingresos previstos para esta temporada no alcanzarán para cubrir los gastos operativos, por lo que los espacios trabajarán a pérdida.

El martes, el gobernador anunció la posible apertura de las actividades turísticas para los habitantes que viven dentro de una de las cinco microrregiones de la provincia. Esto significa que los centros de esquí del Cerro Chapelco y de Cerro Bayo podrán ser visitados sólo por los pobladores de la región Sur, que incluye Villa La Angostura, Junín de los Andes, San Martín de los Andes, Pilo Lil, Aluminé, Villa Pehuenia, Moquehue y Villa Traful.

Te puede interesar...

¿Como están tus ganas de esquiar? Así está Cerro Bayo ahora, esperando..#quedateencasa, la montaña no se va a ningún lado.
Encontrá tu centro. ph. @federicdrago

Agustín Neiman, gerente general del Cerro Chapelco, explicó que el grueso de los esquiadores proviene de la ciudad autónoma, la provincia de Buenos Aires o la región del Alto Valle de Río Negro y Neuquén. Por lo tanto, estiman que el centro de esquí recibirá este año a menos del 20% de los visitantes que llegan en temporadas normales.

Pablo Torres García, gerente de Cerro Bayo, explicó que este centro de esquí ubicado en Villa La Angostura es popular también entre los brasileros e incluso entre los turistas que se alojan en Bariloche y hacen excursiones de un día a la aldea neuquina, algo que ahora será imposible por la alta circulación del virus que hay en la ciudad turística rionegrina.

Desde ambos cerros señalaron que en la región se dieron nevadas copiosas, por lo que las laderas están cubiertas de un grueso manto blanco que atraerá a los esquiadores locales. Sin embargo, el exceso de nieve también implica más trabajo: hay que hacer movimientos y otras tareas de prevención de avalanchas, por lo que estiman que los cerros podrían estar listos para el primer día de agosto.

11 mil millones dejará de producir la temporada de nieve a causa de la pandemia. Se trata del dinero que generan los pases de nieve y todas las actividades relacionadas la temporada invernal en las localidades de montaña.

Tanto en Bayo como en Chapelco trabajarán solamente con el personal fijo de los centros de esquí. Entre ambos, solían contratar un total de 550 empleados temporales, que este año no podrá costear. Torres García aclaró que hace falta regular también la habilitación de la hotelería, la gastronomía y otras actividades relacionadas a la nieve, que reciben el derrame de la temporada de esquí.

Arrancando el día después de una semana con mucha nieve!.#quedateencasa, la montaña no se va a ningún lado. .Encontrá tu centro

Desde los centros presentaron un protocolo al Ministerio de Turismo de la provincia para que se habilitara su apertura en este contexto de aislamiento por coronavirus. Sin embargo, aún no tienen comunicaciones oficiales con relación a la posible fecha de apertura y las restricciones que tendrá la actividad.

Estiman, entre otras pautas, que habrá una capacidad limitada en los medios de elevación, se intensificarán las tareas de higiene de los espacios comunes y se instará a los visitantes a respetar el distanciamiento social y el uso de tapabocas. “Lo positivo es que se trata de una actividad al aire libre en la que no hay congregaciones de gente y donde la mayoría, incluso antes del coronavirus, se cubría el rostro”, dijo Neiman en referencia al uso de bufandas o cuellos de tela para resguardarse del frío.

Aunque se mostraron optimistas y aclararon que buscan reabrir los cerros para mantener el espíritu de los deportes de nieve, aclararon que los ingresos esperados no alcanzan para cubrir los altos costos operativos. “Hay mucho trabajo detrás de un centro de esquí, los medios de elevación se auditan año a año y tornillo por tornillo”, aclaró Torres García y agregó: “Sería un milagro salir empatados”.

14% del dinero que aportan los esquiadores llega a los centros de esquí. El resto de los ingresos de esta actividad se derrama a actividades relacionadas, como la hotelería, la gastronomía y otros servicios.

90 días es el tiempo que tienen los cerros para generar ganancias. Este año, ante la imposibilidad de habilitar los centros para todo el turismo, solicitaron que se declare una situación de emergencia que les permita recibir una asistencia financiara del Estado.

Cuarentena, No sabemos que día. Y estamos así. Alguien está como el Sr Chapelco? Subi tu foto y arrobanos de como vivís la montaña desde tu casa!Mira nuestras historias que te vamos recomendando películas y más contenido para los fanáticos de la montaña.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

55.813953488372% Me interesa
8.1395348837209% Me gusta
19.767441860465% Me da igual
2.3255813953488% Me aburre
13.953488372093% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario