Pichetto apuró los tiempos

La afirmación del senador del Peronismo Federal, Miguel Pichetto, de que Cristina va a ser candidata en 2019 no hizo otra cosa que blanquear los movimientos que hay por estas horas entre el PJ y Unidad Ciudadana. Pichetto, quien supo ser la voz cantante en el Congreso Nacional en 2008 para revertir el voto no positivo de Julio Cobos a favor del campo, es el mismo que hoy parece bajar un cambio en sus adjetivaciones para opinar sobre el kirchnerismo y, en especial, de quien tiene por ahora el principal capital político y electoral de la oposición, más allá de las controversias: Cristina Fernández de Kirchner. En Neuquén, el panorama está más claro: el nombre de Cristina vuelve a tomar la escena de la discusión interna, a pesar de que en estos meses parte de la dirigencia peronista la tuvo en el freezer, como una forma de especular, mirando una y otra encuesta. En estas semanas se habló de “consolidar el PJ” y la dirigencia no hizo otra cosa que entregar certificados y honores a viejos y nuevos militantes, que componen los distintos consejos locales. Pero el proceso en Neuquén es más amplio. Poco se habla si realmente el PJ, Unidad Ciudadana quiere jugar en serio en 2019, con el viento de cola de la nacionalización del debate o, simplemente, esperar que el MPN diga qué fichas se mueven en el tablero político.

Hasta ahora, Oscar Parrilli, ex secretario general de la Presidencia, es el único operador oficial de Cristina. Se sabe que los peronistas no quieren saber nada de Ramón Rioseco, quien se lleva una parte del capital kirchnerista. Se habló internamente de una reunión con él en Puerto Madero para acercar posiciones, que fue desmentida enfáticamente por el entorno parrillista. El PJ parece buscar un cómodo tercer lugar.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído