Pidieron penas de 10 a 25 años y perpetuas para represores

El fiscal Walter Romero solicitó además penas de 10 a 25 años para los 22 acusados en el cuarto juicio por delitos de lesa humanidad ocurridos durante la dictadura militar.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- El fiscal Walter Romero pidió ayer penas de 10 a 25 años además de prisión perpetua para los 22 represores que están siendo juzgados en el cuarto juicio por delitos de lesa humanidad ocurridos en la región durante la última dictadura militar en perjuicio de 28 víctimas, de las cuales 14 están desaparecidas.

Al final de su alegato ante los jueces del Tribunal Oral Federal Nº 2 de Neuquén, Romero solicitó prisión perpetua para Luis Alberto Farías Barrera y Oscar Lorenzo Reinhold, y pidió 25 años para Raúl Guglielminetti, Antonio Camarelli, Osvaldo Laurella Crippa, Jorge Di Pasquale, Saturnino Martínez, Jorge Molina Ezcurra, Enrique Olea, Sergio San Martín, Miguel Quiñones, Hilarión de la Pas Sosa, Jorge Alberto Soza y Gustavo Vitón. En tanto, pidió 13 años de prisión para Gerónimo Huircain; 12 años para Emilio Rozar, Enrique Sires, Ramón Saboredo, Miguel Cancrini, Julio Villalobo y Néstor Castelli. Finalmente, para Gustavo Sommer el fiscal solicitó una condena de 10 años.

Entre los imputados se encuentran efectivos del Ejército, Gendarmería, Policía Federal y policías de Río Negro y Neuquén.

Además, Romero requirió que se suspenda el goce de toda jubilación o pensión que perciben actualmente los acusados así como también que se ordene la detención de quienes se encuentran en libertad, tal el caso de los imputados Cancrini, Huircain, Martínez, Quiñones, Rozar, Sires, Saboredo, Villalobo, Vitón y Castelli.

Por otra parte, el representante del Ministerio Público Fiscal pidió que el tribunal condene por violación, como delito de lesa humanidad, a los responsables del secuestro y desaparición de Gabriel Carmona, un empleado municipal de Cipolletti detenido en esa ciudad en agosto de 1977 y trasladado al centro clandestino de detención La Escuelita, emplazado al fondo del Batallón de Ingenieros 181, donde fue torturado y violado. En ese sentido, responsabilizó por este hecho a Molina Ezcurra, Reinhold, Olea y San Martín.

“La violación fue una práctica sistemática aplicada contra la víctima en cautiverio”, sostuvo Romero durante su alegato acusatorio.

Luego de la exposición de Romero, Noemí Labrune, integrante de la Asamblea por los Derechos Humanos (APDH) de Neuquén, calificó de “magnífico” el alegato del fiscal. “Las acusaciones estuvieron a la altura de lo que nosotros esperamos que es justicia completa”, dijo Labrune.

Agregó que en el alegato del representante del Ministerio Público Fiscal “están planteadas las participaciones de las instituciones que actuaron durante la represión y de los responsables individuales. Es el prolegómeno de una sentencia que estará de acuerdo a los requerimientos de la sociedad”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído