Plottier apela a la Iglesia para hallar una solución al conflicto

Plottier. Alrededor de mil empleados municipales y sus familias marcharon ayer por el centro de la ciudad en reclamo de la normalización del pago de los sueldos. La marcha pacífica tuvo el apoyo de comerciantes y vecinos.

Si bien no tuvo ninguna bandera gremial, el secretario general de ATE, Carlos Quintriqueo, lideraba la columna. También estuvieron la dirigente Pilar Sagredo y otros sindicatos. Se firmó un documento que entregaron en todas las iglesias, a los curas y pastores.

"Cansados de luchar en vano y después de solicitar de infinidad de maneras que cesen las acciones de discriminación y agravios de parte del intendente hacia los empleados municipales, recurrimos a las autoridades religiosas para que intercedan para terminar con este conflicto laboral y social", expresaron.

La marcha recorrió la avenida San Martín, cruzó por la vieja estación del ferrocarril y regresó a la plaza central. Quintriqueo dijo que la comuna quiere instalar que el trabajador municipal es violento. "Los únicos violentos son los funcionarios que no pagan en tiempo y forma los salarios", dijo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído