Policías se convirtieron en ángeles de la guarda para dos bebas cipoleñas

Es personal de la comisaría 32° de Cipolletti. Fueron dos episodios distintos con 30 minutos de diferencia en la madrugada de este jueves.

Policías cipoleños le salvaron la vida a una beba de tan sólo cinco meses y a una nena de dos años en hechos diferentes, pero en la misma noche. Los efectivos protagonistas de la heroica noche pertenecen a la Comisaría 32° de Cipolletti.

En diálogo con LMC, Marcos Monsalve, comisario de la Unidad 32°, explicó que el primer hecho ocurrió a la medianoche cuando una mujer de 29 años se acercó a la dependencia, ubicada sobre calle Mengelle, con su hija de cinco meses en brazos y al borde de la muerte.

Te puede interesar...

"La pequeña no estaba respirando, por lo que el oficial que estaba de guardia, el sargento Marcos San Martín, le llevó a cabo maniobras de RCP. Con su accionar logró reanimar a la menor, quien luego fue trasladada al hospital local a bordo del móvil policial junto al sargento Gabriel Romero y el cabo Juan Cortéz", detalló.

La pequeña se llama Inara y hoy, gracias a la valentía de Marcos y sus compañeros, pudo volver sana y salva a los brazos de su mamá, Giovana.

En tanto, el segundo hecho ocurrió con sólo 30 minutos de diferencia, en el paraje "5 Esquinas", camino a Cinco Saltos. En esta ocasión, la Unidad 32° recibió un llamado de emergencia en el que se solicitaba la presencia de efectivos en una vivienda ubicada a la vera de la Ruta Nacional 151, a la altura del kilómetro 8.

"El personal acudió y, en este caso, se constató que una pequeña de dos años de edad tenía obstruida las fosas nasales con una parte de una pipeta de goma, conocida como sacamoco, por lo que no podía respirar y la familia no tenía cómo trasladarla", contó Monsalve.

En cuestión de segundos y sin dudarlo, el oficial ayudante Joaquín Domínguez y la oficial ayudante Bianca Lourdes Molina llevaron a la nena y su madre desde el paraje al hospital de Cipolletti para que pudiera ser atendida de manera urgente y donde, finalmente, pudieron remover el elemento de la nariz.

La pequeña Fiorela y su mamá Tania ya se encuentran en su hogar en buen estado de salud y aliviadas de que el trágico hecho tuvo, afortunadamente, un final feliz.

LEÉ MÁS

Bomberos héroes rescataron a una gatita atrapada en un árbol

Dos adolescentes salvaron a un niño de 9 años que era violado en un descampado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído